El PP pide al Gobierno de Aragón “test masivos” para salvaguardar el proceso de vacunación

La portavoz de Sanidad del PP en las Cortes de Aragón, Ana Marín

El Partido Popular ha instado al Gobierno de Aragón este miércoles a tomar medidas “positivas y restrictivas” que aseguren el correcto desarrollo del proceso de vacunación. La portavoz de Sanidad en las Cortes, Ana Marín, ha pedido que se realicen test masivos en los municipios confinados para obtener una “fotografía fija” de la situación actual, a la vez que demanda que se “agilice al máximo este proceso, complicado y no exento de problemas”, ha valorado.

El grupo parlamentario ha estimado que las últimas restricciones sanitarias adoptadas provocarán que “la curva de contagios se relaje”, y que, en un margen de tiempo corto, “vuelva a dispararse”. Por ello, han remarcado la importancia de tomar otras más “positivas y compensatorias“, en todo el territorio, lo “menos perjudiciales” para la población, tanto en su movilidad como actividad social, laboral y académica.

Unido a ello, para la portavoz, sería fundamental realizar “test masivos” que permitan conocer la situación actual. Ante la falta de medios, la diputada popular sugiere la participación de otros colectivos como “farmacéuticos, veterinarios o el ejército, además de los profesionales de la sanidad privada”, ha argumentado.

Desde el Partido Popular, no entienden el “cambio” en la previsión de suministros de Pfizer a la Comunidad durante la semana pasada. Valoran que se debería dar una explicación a la población acerca de esta reducción y del porqué Aragón recibirá menos vacunas de las que les corresponden, aludiendo a la consejera Sira Repollés y al presidente, Javier Lambán, a pronunciarse en este aspecto.

Políticos vacunados

Con respecto a la polémica suscitada por el consejero de Sanidad murciano, Manuel Villegas, al tomar la decisión de vacunarse la semana pasada, la diputada popular ha comparado esta situación con la de los cuatro alcaldes socialistas que se inocularon la vacuna sin ser grupo de riesgo, calificándola de “actitud censurable” y apuntando que “es el propio Gobierno murciano” quien debe tomar una decisión.

El representante popular murciano, médico de profesión, ejerció en el pasado como director de los hospitales La Arrixaca, entre 2004 y 2008, y Morales Meseguer, entre 2015 y 2017, y aseguró este miércoles que “se disculpaba ante quienes se hayan podido sentir ofendidos o decepcionados”, pero que “no piensa dimitir”, ya que ha actuado “conforme al protocolo del Ministerio”.

Desde el Partido Popular aragonés dictaminan que los políticos no deben estar “ni por delante ni por detrás de los ciudadanos, sino en el lugar que les corresponde en este proceso de vacunación”, ha concluido Marín.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies