El 71% de la destrucción de empleo durante la pandemia corresponde al comercio y la hostelería

El Ayuntamiento destinará algunos de estos fondos europeos a ayudas directas como la hostelería

La crisis sanitaria y económica derivada de la pandemia del coronavirus sacudió el mercado laboral de España y, en especial, al comercio y la hostelería, que acumularon el 71% de la destrucción de empleo registrada hasta el tercer trimestre de 2020.

Así lo refleja la segunda edición del ‘Monitor Adecco’, que estima que, de los 697.400 empleos que la Encuesta de Población Activa (EPA) calcula que se destruyeron en los doce meses previos al pasado mes de septiembre, 496.000 puestos de trabajo correspondieron al sector del comercio y de la hostelería. En esta línea, el estudio indica que el comercio y la hostelería registraron una caída interanual en empleo del 8,3%.

Estos datos tienen como consecuencia una reducción del peso del comercio y la hostelería en el cómputo total de puestos de trabajo en España, hasta representar el 28,4% de las plantillas totales o un 1,5% menos que el año anterior. Aun así, ambos sectores se mantuvieron como las ramas de actividad con mayor concentración de empleo. Les siguieron Administraciones Públicas y servicios sociales (23,1%) y manufacturas (12,6%).

En contraste con dicha evolución, las Administraciones Públicas y servicios sociales fueron el sector que más empleo sumó hasta el tercer trimestre de 2020, con 84.200 nuevos trabajadores. Por su parte, finanzas y seguros (+4,4% interanual) y agua y energía (+2,7%) lograron los mejores crecimientos proporcionales.

En comparación con los datos registrados en 2008, año en el que explotó la última crisis económica, Adecco subraya que las plantillas crecen en cinco sectores pese al retroceso general experimentado durante la pandemia.

En concreto, observa un incremento en los puestos de trabajo en esos doce años en las actividades inmobiliarias (+33,5%), Administraciones Públicas y servicios sociales (+18,2%), agua y energía (+9,1%), actividades profesionales (+7,7%) e Información y comunicaciones (+2,7%).

Por otro lado, la rama más damnificada en esos mismos últimos doce años ha sido la construcción, que ha experimentado una reducción del 48,3% en su bolsa de trabajo. Le siguieron manufacturas (-19%) y finanzas y seguros (-13,6%).

Contratos temporales

Por tipología de empleo, el informe indica que el 97,8% de los puestos de trabajo destruidos hasta el tercer trimestre del año pasado correspondieron a asalariados, que, a su vez, tenían un contrato de carácter temporal en más del 85% de las ocasiones.

De este modo, los cálculos de Adecco estiman que se perdieron 99.100 puestos de trabajo con contrato indefinido y 582.800 empleos con contrato temporal.
En este sentido, desde Adecco señalan que de los 16,1 millones de asalariados que hay en España en la actualidad, 12,2 millones tienen contratos indefinidos y 3,9 millones cuentan con un empleo temporal, por lo que la tasa de temporalidad se ha reducido hasta el 24,4%.

El sector privado encajó la destrucción de empleo al completo, con una reducción de 790.400 puestos asalariados (5,8% menos que en el año anterior); mientras que el sector contrató a 108.400 personas, lo que supone un crecimiento del número de empleados del 3,4% respecto al ejercicio económico previo.

En este sentido, el estudio subraya que la presencia del empleo público dentro del mercado laboral aumentó un 1,2% en los últimos doce meses y ha llegado al 17,4%, una cifra que se traduce en la mayor proporción de empleo público desde 2012.

Por último, el informe señala que el peso del asalariado dentro de la ocupación total ha aumentado hasta el 84%.

Más autónomos

Respecto a los no asalariados -autónomos y empleadores-, Adecco señala que su presencia ha disminuido en 14.400 empleos. No obstante, el informe señala que, mientras que el número de empleadores se ha reducido en 74.100 personas y el de personas en otras situaciones ha caído en 7.800 personas, la cantidad de autónomos registró un aumento de 67.500 personas (3,4% más que en el ejercicio anterior).

Desde Adecco consideran que este incremento en el número de autónomos se debe a que muchos microempresarios han despedido a la totalidad de su plantilla (por lo que han dejado de ser empleadores), y que muchos trabajadores han intentado iniciar una actividad independiente después de perder su empleo.

Con estos datos, el informe desgrana el colectivo de no asalariados en 2,1 millones de autónomos, 893.900 empleadores y 92.600 personas en otras situaciones.

Print Friendly, PDF & Email