He descubierto que mi sobrina fuma porros. No sé cómo contárselo a mi cuñada sin sentirme una chivata, pero creo que debo decírselo…

p

La adolescencia es una etapa de grandes cambios, tanto a nivel físico como psicológico, por lo que es común que la relación entre padres-hijos se complique.

Si bien los padres son la figura más importante en la educación de sus hijos, los familiares cercanos también podéis ejercer un papel relevante. El vínculo entre tíos y sobrinos puede ser extremadamente fuerte, por lo que si es vuestro caso puedes optar por hablar primero con ella y exponerle los riesgos que conlleva el consumo de ese tipo de drogas, ofreciéndote a su vez para ayudarle a reconducir su conducta.

Es importante tener en cuenta la personalidad de tu cuñada y, por tanto, cómo será su reacción emocional, de tal modo que sepas buscar el momento adecuado para comunicárselo con las palabras y actitud apropiadas para ello. Recuérdale que serás su apoyo en todo lo que puedan necesitar.

Mi consejo: El uso y consumo prolongado de sustancias puede llevar a graves problemas de salud a largo plazo, lesiones e incluso la muerte. El crecimiento y buen desarrollo de tu sobrina se pueden ver afectados por esta actitud, por lo que está en tus manos informar a sus padres y poder evitarlo.

Print Friendly, PDF & Email
p

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies