La residencia de Barbastro, primera en recibir la segunda dosis de la vacuna contra la Covid-19

La flexibilización llega también para los mayores de nuevo ingreso

Los usuarios y trabajadores de la residencia de Barbastro han sido los primeros en Aragón en recibir la segunda dosis de la vacuna contra la Covid-19. Lidia Navarro, de 84 años, José Bruballa, de 86, y Mari Carmen Cortés, enfermera del centro, han inaugurado esta segunda ronda de inoculaciones en la Comunidad, y dentro de siete días ya serán inmunes al coronavirus. En total, 107 residencias se van a vacunar por segunda vez esta semana.

Tras recibir la dosis, Lidia ha reconocido estar “nerviosa como un flan”, pero con mucha ilusión de poder empezar a ganarle la batalla al virus. “A ver si se vacuna pronto todo el mundo y esto se va atajando, porque cada día hay más infectados”, ha contado, añadiendo que no ha notado ni un efecto secundario tras la primera inyección, “como si no me la hubiera puesto”. “No sentí nada de nada. Me he encontrado estupendamente”, ha afirmado muy emocionada, con muchas ganas de darle un abrazo a sus tres nietos, algo que no puede hacer desde hace casi un año.

El siguiente en recibir esa segunda dosis ha sido José, que ha contado que “no ha dolido nada”, incluso “menos que la otra vez”. Al igual que Lidia, no ha tenido ningún síntoma ni efecto durante las tres semanas que han pasado desde la primera inyección. Él anhela poder volver al pueblo, a donde lleva diez meses sin viajar por la pandemia.

Minutos después ha sido el turno de Mari Carmen Cortés, enfermera de la residencia, quien espera “ver la luz en el final de este camino” contra la pandemia. “Ahora mismo no hay otra forma de salir y todos queremos volver a la normalidad, empezando por los residentes. Por mucho que hayamos estado con ellos, no se puede suplir el aislamiento de sus familias”, ha señalado.

De esta forma, la directora de la residencia, Mamen Pueyo, ha confirmado que la jornada de vacunación ha transcurrido sin incidencias y sin percibir ningún efecto secundario entre los usuarios durante estas tres semanas. En este centro se va a administrar la dosis al 100% de los usuarios y esperan que la convivencia vuelva pronto a la rutina habitual. “Queremos que los usuarios puedan volver a convivir entre ellos. Antes estos pasillos estaban llenos de gente y ahora no se ve a nadie. Es un paso que ellos puedan relacionarse entre sí, las visitas ya se verán, y para salir al exterior vamos a dar un poco de tiempo”, ha señalado Pueyo.

Por su parte, la directora de Enfermería de enfermería de Atención Primaria en Barbastro, Ana Monclús, espera que estos residentes sirvan de ejemplo para que el resto de la población se vacune contra la Covid. “Como no hubo efectos secundarios con la primera dosis, eso te motiva para que la población vea que no pasa nada, que es una vacuna más”, ha afirmado.

Print Friendly, PDF & Email