La app “Volveremos” consigue reactivar el comercio local con más de 96.000 transacciones

Más de 52.000 aragoneses se han descargado la aplicación

En apenas cuatro meses, la app “Volveremos” ha conseguido dar un impulso a la economía del pequeño comercio zaragozano afectado por las restricciones del coronavirus. La iniciativa del Ayuntamiento apostó en el mes de septiembre por la venta presencial para derivar el consumo hacia los negocios locales, situándolos como una opción prioritaria, y generando 96.136 transacciones, con un ticket medio de 72,50 euros entre los ciudadanos.

El proyecto, dirigido por el Servicio de Ciudad Inteligente y apoyado por Endesa, ha tenido una inversión de 1.250.000 euros que ha podido rentabilizar y multiplicar por seis a lo largo de este tiempo. El mayor volumen de compras se ha realizado en materia de alimentación, moda, muebles y decoración. Los negocios con mayor volumen de dinero generado en esas transacciones han sido: complementos, mundo del motor, alimentación y videojuegos.

Más de 52.000 aragoneses se han descargado la aplicación y han optado por utilizar este servicio para realizar sus compras en eventos como las campañas de Black Friday o Navidad. En total se han sumado 1.557 negocios locales, de un amplio abanico de sectores, además de distribuirlos por todos los distritos y barrios rurales de la ciudad para que esta ayuda tecnológica llegue a todos los ciudadanos.

En palabras de la consejera de Economía, Innovación y Empleo del Ayuntamiento de Zaragoza, Carmen Herrarte, la aplicación ha sido “todo un éxito” y “ha revolucionado las compras” en la última parte del año. La consejera ha señalado que el Ayuntamiento va a apostar por “darle continuidad” en las campañas más importantes y “trabajar por el pequeño comercio” en el plan económico para 2021.

“Bisturí” en todos los sectores

Una vez aprobados los presupuestos, la ciudad de Zaragoza tiene previsto lanzar el plan económico para 2021 en el que el consistorio prevé “entrar de forma quirúrgica” en cada uno de los sectores, ya que requieren de un “trato y apoyo especial”, ha valorado la consejera.

La economía acostumbra a sufrir en los meses de febrero y marzo, por lo que el ayuntamiento prepara diferentes campañas como fines de semana dedicados a la hostelería, barrios rurales o la moda, y apoyar con estas promociones el comercio.

Debido a las restricciones sanitarias, los comercios tienen dificultades para llegar a los clientes y cubrir las expectativas. “Tenemos mucho margen de mejora en el sistema emprendedor municipal y para nosotros es un reto”, ha concluido Herrarte, así que, desde las instituciones se abren a todo tipo de inversión privada.

Print Friendly, PDF & Email