Los ciudadanos de Barbastro salen a la calle exigiendo un nuevo centro de salud

La protesta ha sido secundada por centenares de vecinos

Cerca de 220 coches y alrededor de 500 personas se han dado cita en Barbastro para exigir la construcción de un nuevo centro de salud. Los manifestantes, todos ellos habitantes de la localidad, han secundado desde sus vehículos la protesta.

Ha sido en la mañana de este domingo cuando ha tenido lugar la concentración. Todos estaban de acuerdo en que las instalaciones actuales necesitan renovarse. De hecho han recordado que el hospital lleva prácticamente igual desde los años 60, siendo «el menos preparado de la Comunidad» para cumplir con las necesidades.

A sus 93 años, Delfina, comadrona toda su vida en el centro, ha acudido para secundar el movimiento. Ella tenía claro que las instalaciones estaban prácticamente igual que en los tiempos en que ejercía. Por ello consideraba «imprescindible» que se escuchasen las solicitudes de quienes se habían reunido en esta mañana dominical.

Otro vecino se movía en la misma línea que Delfina. Pero además, echaba la culpa a los gobiernos y autoridades por la falta de financiación. Consideraba que no había derecho a tener a la localidad bajo mínimos. «No puede ser que destinando 25 millones a hacer política los ciudadanos se mantengan en estas instalaciones», señalaba.

En la lectura del manifiesto han ido un poco más allá. De hecho, han acusado a las Cortes de Aragón de tener un «evidente» rechazo por Barbastro. Además, han exigido mantener reuniones con el departamento de Sanidad. «No podemos seguir así», aseveraban los miembros de la organización.

Sin embargo, no pierden la esperanza y son optimistas. Han considerado en todo momento que «los cauces legales» van a ser los únicos para solventar esta situación. De esta forma, apelan a la insistencia de los afectados para conseguir el objetivo de un nuevo hospital para la ciudad.

Una vez se ha terminado con la protocolaria lectura, el claxon de todos los coches ha comenzado a sonar. Ha sido entonces cuando han recorrido las calles de Barbastro para ser escuchados. A partir de ahora, será el Gobierno de Aragón el que decida si finalmente se apuesta por la construcción del nuevo centro.

Print Friendly, PDF & Email