Los hosteleros advierten de que las nuevas medidas abocan al “cierre definitivo” del sector

Desde el sector muestran “serias dudas” de que el adelanto del cierre “sea realmente efectiva”

“Suponen la crónica de una lenta e implacable agonía”. Así han definido desde la Asociación Cafés y Bares de Zaragoza las últimas medidas puestas en marcha por el Gobierno de Aragón para frenar la expansión del coronavirus. En concreto, el Ejecutivo ha adelantado el cierre de sus establecimientos los viernes, sábados y domingos hasta las 18.00 horas, algo que, según los empresarios, les aboca “indudablemente al cierre definitivo”.

No en vano, según una encuesta de la propia asociación, la facturación cayó entre un 50 y 75% en más de la mitad de los establecimientos durante todo el 2020. “Durante once meses, la restauración ha sido objeto de suspensiones e importantes restricciones en materia de horarios y aforos, hasta el punto de condicionar o anular la capacidad de negocio, a lo que hay que añadir una situación añadida de incertidumbre de horizonte incierto”, esgrimen los empresarios.

Asimismo, desde el sector muestran “serias dudas” de que el adelanto del cierre “sea realmente efectivo” y “vaya a tener un impacto sustantivo” en el control de la pandemia. “Es una medida, a nuestro juicio, con nula repercusión social y un gran impacto económico. Sería más efectivo un cierre programado por un periodo temporal limitado, acompañado de compensaciones y garantías, que una apertura en las condiciones actuales”, han remarcado, advirtiendo que “cuanto más se extremen nuestras limitaciones, más se incrementarán las reuniones en espacios privados”.

Por todo ello, desde Cafés y Bares de Zaragoza ven “imprescindible y urgente” adoptar medidas económicas de compensación “análogas” a las de otras regiones, citando el ejemplo de la Comunidad Valenciana, que ha creado un Fondo de Cooperación, con una dotación presupuestaria de 120 millones de euros para rescatar a los autónomos del sector del ocio, hostelería y actividades recreativas.

Igualmente, la asociación también pone el foco en el Ejecutivo central, calificando de “vergonzante” que sea el “único que no ha aportado ayudas directas”. “Cuando la consejera habla de que otros países de nuestro entorno han cerrado la hostelería totalmente, debería tener en cuenta que, en paralelo, se anunciaron medidas compensatorias al sector por dichos cierres de miles de millones de euros”, han concluido.

Print Friendly, PDF & Email