Lambán ve improbable un confinamiento domiciliario y confía en las medidas actuales para frenar la ola

Lambán ha anunciado esta mañana que tiene cáncer de colon pero continuará al frente del Gobierno

“No me atrevería a considerar como probable un confinamiento domiciliario”. Con este mensaje, el presidente de Aragón, Javier Lambán, prácticamente negaba que los ciudadanos vayan a tener que volver a encerrarse en sus domicilios durante varias semanas para controlar la pandemia. Así, confía en las medidas actuales para revertir una cuarta ola, sin descartar nuevas restricciones para responder al incremento de los contagios, que este jueves se ha disparado hasta registrar, como ocurrió en octubre, más de 900 positivos en un solo día.

De esta forma, Lambán respondía a la propuesta del presidente andaluz, Juanma Moreno, que planteó al Gobierno central un nuevo confinamiento para frenar la pandemia. “Siempre he sido respetuoso con las propuestas de mis compañeros autonómicos. Cada cual toma las medidas, que de hecho son muy parecidas todas”, ha afirmado el aragonés, que también ha negado que haya “17 medidas distintas”, en referencia a que cada comunidad tenga sus propias normas.

Asimismo, Lambán, que comparecía ante los medios tras reunirse con el sector de la nieve, tampoco ha querido aventurarse a decir una fecha para el levantamiento de los confinamientos provinciales, que, eso sí, es “imposible” de realizar en estos momentos. “Tengo alguna previsión, pero, como ya patinamos profundamente hace algunas semanas (en diciembre tuvo que echarse atrás), preferiría no decir fecha. Puede ser antes o igual se nos desboca de manera incontrolada la situación y nos quedamos con cara de gilipollas”, ha remarcado.

Por otro lado, el presidente aragonés mencionó a final de año la posibilidad de crear un “corredor” con la Comunidad Valenciana para que sus ciudadanos puedan disfrutar del esquí en la Comunidad y salvar al sector de la nieve, pero esta idea fue rechazada. “Hablé con Ximo Puig y la presidenta de Navarra, María Chivite. Son dos comunidades que nos quieren mucho, pero cualquier tipo de relajamiento del transito entre comunidades les resulta implantable. La gestión la hice y la predisposición sería total, pero prevalece la cautela y la prudencia. Hoy es imposible”, ha zanjado Lambán.

Print Friendly, PDF & Email