Vox Zaragoza acusa a Azcón de “ingenuo” y tacha a Ciudadanos de “turbina naranja”

Julio Calvo muestra una imagen de Javier Lambán y Jorge Azcón en el Consejo Bilateral de marzo

El grupo municipal de Vox en el Ayuntamiento de Zaragoza ha querido denunciar el “incumplimiento sistemático del Gobierno de Aragón con la ciudad de Zaragoza”, así como “la ingenuidad del alcalde Jorge Azcón, quien ha sido engañado por el presidente autonómico Javier Lambán”.

El portavoz del partido, Julio Calvo se ha referido a que en el último Consejo Bilateral de Capitalidad, celebrado el 4 de marzo de 2020, se pactó aumentar la dotación del Fondo de Capitalidad de 8 a 8,3 millones de euros y “ni siquiera eso se ha cumplido en un presupuesto que se ha incrementado de 6.400 millones a 7.400 millones”. “La dotación del Fondo de Capitalidad de Zaragoza sigue siendo de 8 millones, a pesar de que la propia Ley de Capitalidad contemplaba su revalorización anual, al mismo ritmo en que lo hicieran los ingresos no financieros del Gobierno de Aragón”, ha incidido.

Calvo ha lamentado que “tampoco se ha previsto nada para dotar al convenio económico-financiero previsto en la Ley de Capitalidad”. Un convenio que “todavía no se ha firmado”, dicen, “al igual que tampoco se firmó el correspondiente a los años 2018 a 2020”. Este último “debería haber supuesto, según los acuerdos alcanzados en marzo de 2020, 16,5 millones de euros para la ciudad de Zaragoza”, ha dicho.

Además, también han recordado que “Javier Lambán, en su programa electoral de 2015, cuantificaba el coste de las competencias impropias del Ayuntamiento de Zaragoza en 101 millones de euros”, de los cuales “el Gobierno de Aragón no paga nada”. A su vez, cifraba el Fondo de Capitalidad para Zaragoza “en 50 millones de euros”, pero una vez aprobada la ley “lo dotó en sólo 8 millones de euros”. Por eso, han insistido, “Lambán no cumplió sus promesas electorales del 2015, pero lo más grave es que una vez aprobada la Ley de Capitalidad, tampoco la ha cumplido”.

Calvo ha añadido que el presidente de Aragón se ha comportado “con deslealtad” al reclamar ante el Tribunal Supremo la sentencia que obliga al Gobierno de Aragón a pagar “los 24 millones de euros por la deuda del tranvía”. Una estrategia que, ha asegurado, tan sólo es “una maniobra dilatoria para retrasar la solución”. Una “deslealtad” que contrasta con la “lealtad, empatía y visión de conjunto” que manifestaba el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, el pasado 4 de marzo. Por todo ello, Calvo ha definido a Lambán como “el presidente de la sonrisa taimada” y a Azcón “el alcalde de la sonrisa ingenua”, mientras mostraba la foto que ambos se hacían ante los medios en aquel acto del Consejo Bilateral.

Julio Calvo también ha querido recordar que el pasado 24 de diciembre le pidió a Azcón que “deje de bailarle el agua a Lambán”, a lo que el alcalde respondía que “hay formaciones que están en los extremos –en clara referencia a Vox, aseguran- que me critican por tener buenas relaciones”. Calvo ha replicado aludiendo a que Azcón, en campaña electoral en mayo de 2019, prometió reclamar la deuda del Gobierno de Aragón con el Ayuntamiento. Calvo ha mostrado un tweet del grupo municipal popular del 16 de mayo de 2019 en el que aparece escrito “Lambán y Alegría se han dedicado durante 4 años a darnos patadas en el culo a los zaragozanos, pero ahora pasean sonrientes pidiendo el voto. Ya les vale”. Una expresión, ha replicado Calvo, “sin duda, menos suave que la de bailarle el agua. Pero quienes estamos en los extremos somos nosotros y no él cuando decía estas afirmaciones de Javier Lambán y la entonces candidata Pilar Alegría”.

Por último, el portavoz de Vox también ha valorado el requerimiento que presentó el pasado 31 de diciembre el Gobierno municipal para requerir al Gobierno autonómico la modificación del presupuesto que había sido aprobado tan solo un día antes en las Cortes de Aragón para dar cumplimiento a los acuerdos alcanzados en el Consejo Bilateral de Capitalidad. Julio Calvo ha recordado que “el grupo parlamentario de Ciudadanos votó a favor de la aprobación de los presupuestos y al día siguiente el grupo municipal de Ciudadanos pide la modificación de esos presupuestos”. Por ello, ha concluido, “no cabe imaginar más incoherencia política y mayor descoordinación. Nunca como en esta ocasión ha sido más cierto el apelativo de veleta naranja. O más bien, turbina naranja”.

Print Friendly, PDF & Email