Los siniestros en los seguros se han incrementado un 70% debido a la borrasca Filomena

Los siniestros de asistencia de vehículos, retirada de ramas, rotura de tuberías y caídas de personal han sido los partes más comunes durante estos días

Los daños ocasionados por la borrasca Filomena en diferentes zonas geográficas de todo el país han provocado que los partes de siniestros hayan aumentado en torno a un 70% en las compañías aseguradoras. La asistencia de vehículos, retirada de ramas, rotura de tuberías y caídas de personal han sido los más comunes durante estos días.

El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), una entidad pública adscrita al Ministerio de Asuntos Económicos, tomará partido ante las posibles inundaciones que se produzcan en los bienes asegurados tras el deshielo de la nieve que ha dejado estos días la borrasca Filomena. Solo las inundaciones serán motivo de compensación, puesto que desde el CCS aclaran que su margen de maniobra se encuentra dentro de los “riesgos extraordinarios” y, por lo tanto, los daños materiales, a las personas o la pérdida de ingresos que produzcan las nevadas no podrán ser indemnizados por esta entidad pública. En este caso, los afectados deberán dirigirse a su entidad aseguradora particular.

Así lo ha manifestado el presidente del Colegio de Mediadores de Zaragoza, Miguel de las Morenas, al explicar las consecuencias de la borrasca para este sector. El temporal, ha destacado De las Morenas, no solo ha ocasionado daños en bienes materiales, sino también daños personales. Por tanto, además de siniestros de asistencia de vehículos, retirada de ramas y rotura de tuberías, entre otros, también se han abierto muchos partes por caídas en la calzada ocasionadas por el hielo. “En el sector ya se dice que esto va a arrastrar los resultados de todo este próximo año debido al impacto por la cantidad de pagos que se van a tener que hacer”, ha dicho.

El presidente del Colegio de Mediadores de Zaragoza ha manifestado su preocupación por el hecho de que “existe mucha desinformación de quien debe cubrir este tipo de siniestros. La población desconoce que el tema de nieve está excluido del CCS: “Esto significa que el que no tenga una póliza de seguro contratada lo va a tener muy complicado para poder cubrir los daños directos que ha ocasionado Filomena”.

Por su parte, el Consorcio de Compensación de seguros recuerda que los damnificados tan solo podrán exigir la retribución en los casos en que Filomena se haya manifestado, como ha ocurrido en algunos lugares, en forma de inundación, de embate de mar o de tempestad de viento con rachas que superen 120 km/h. El resto de posibles afecciones provocadas por la nieve dependen de un seguro particular; de ahí que, tal y como asegura Miguel de las Morenas, “se prevé un aumento de las contrataciones tras este temporal para asegurar empresas y viviendas”.

Es importante, avisa la entidad, no confundir los daños por inundación y anegamiento del terreno -a cargo del CCS-, con daños por filtraciones de agua de deshielo por tejados, azoteas o ventanas, que no constituyen “inundación” y que, por tanto, corresponden a las aseguradoras privadas.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies