La DGA optaría a ayudas tras el paso de Filomena si Moncloa declara Aragón como zona catastrófica

La borrasca Filomena ha afectado a la totalidad de carreteras autonómicas de Aragón

La borrasca Filomena que ha barrido España por los cuatro costados ya ha abandonado la Península Ibérica, dejando eso sí temperaturas gélidas en todo el territorio nacional. Ahora, por tanto, momento de hacer balance de daños. También en Aragón, que estaría en condiciones de optar a ayudas siempre y cuando Moncloa la declarara como zona catastrófica, tal y como sucedió con Gloria el pasado año.

Así lo ha confirmado la consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, quien ha recordado que simplemente con tener activado el nivel 2 de emergencia, tal y como hizo la Comunidad Autónoma, es suficiente para que sea el Gobierno central el que “reconozca las zonas catastróficas”. En este sentido, ha incidido en que “en caso de que salieran una serie de ayudas, Aragón podría optar a estas convocatorias”.

Dentro de la intensidad que ha supuesto la borrasca en Aragón, Pérez ha afirmado que “no ha habido un solo kilómetro cuadrado de los 11.000 de la red de carreteras de Aragón que no haya estado afectado”. En el capítulo de cifras, también ha destacado que han sido “más de 400 vehículos trabajando en Aragón entre Fomento, provinciales, ayuntamientos y comarcas” y 3.000 kilos de sal, “solo en las carreteras de titularidad autonómica”.

Para Pérez, la mayor afección ha sido el tener que suspender la actividad lectiva el lunes y martes, algo que se ha demostrado “que fue una decisión acertada porque ha servido para poner a punto infraestructuras, patios y la propia habitabilidad del aula”. Sí se mantienen canceladas una decena de rutas entre las provincias de Huesca y Teruel, que afecta a unos 300 alumnos, “por precaución y prudencia”.

Primero por la situación de las carreteras, pero también, fundamentalmente, “por la situación de algunos centros donde las bajas temperaturas han provocado que se congele el agua, haya reventones en las tuberías o haya fallado el sistema eléctrico”.

La consejera ha reconocido que “ha sido más el perjuicio a la movilidad y no tanto a las infraestructuras”. Por ello, quedan a la espera de evaluar los daños, constándole que a “Delegación del Gobierno se le ha indicado desde el Gobierno Central que haya una estimación del impacto y consecuencias de esta borrasca” y, a partir de ahí, tomarán “las medidas oportunas”.

Print Friendly, PDF & Email