El operativo puesto en marcha por la nevada en Zaragoza continúa trabajando para restablecer la normalidad

El día de San José podría nevar en toda la provincia de Teruel, el sudoeste de Zaragoza y en la zona de Pirineos

Zaragoza recupera progresivamente la normalidad tras la gran nevada que cayó entre el viernes por la noche y el domingo por la mañana en la ciudad. Se trata, según han indicado algunas fuentes, de la mayor nevada en casi un siglo, comparable a la que cayó en 1932. A pesar de ello, el dispositivo puesto en marcha ha conseguido que en ningún momento quedaran bloqueados servicios esenciales, como el acceso a las principales arterias, a los centros hospitalarios y a otros servicios de emergencia.

El Plan de Emergencias Municipal se activó en nivel amarillo en jueves, día 7 de enero, a las 7.00 horas. Posteriormente el nivel fue elevado a naranja (8 de enero, a las 14.00 horas) y a rojo (del 9 de enero a las 14.00 horas hasta el 10 de enero a las 11.00), primera vez que se activa a ese nivel en la ciudad. Conforme fue bajando el nivel de riesgo se fue volviendo a los niveles previos, hasta quedar desactivado el Plan ayer a las 9.00 horas.

Unas 700 personas trabajando en la calle

Durante los momentos de mayor riesgo y afección a la ciudad, los Servicios Públicos municipales, coordinados desde el Servicio de Bomberos y Protección Civil, contaron con casi 700 personas trabajando en la vía pública dedicadas, específicamente, a atender emergencias y a garantizar al máximo tanto la seguridad ciudadana como la movilidad.

Este dispositivo estuvo integrado por Bomberos, Policía Local, Voluntarios de Protección Civil, personal de las contratas de Limpieza y Parques y Jardines, Infraestructuras, etcétera. A ellos habría que sumar, además de las 700 personas citadas, los trabajadores de las concesionarias de autobús y tranvía, que colaboraron también en el mantenimiento, en todo lo posible, del funcionamiento de la red de transporte público.

En cuanto a maquinaria, el número fue creciendo, desde las 17 unidades disponibles en el inicio de la emergencia (entre quitanieves, camiones con sal y vehículos de apoyo diverso) a casi el doble, 36, con la incorporación de maquinaria pesada que colaboró en despejar calles de nieve e hielo.

Sólo durante el período en el que estuvo activado el Plan de Emergencias Municipal los Bomberos realizaron casi 200 servicios relacionados con la nevada y Policía Local hizo 487, repartidos por toda la ciudad y sus barrios rurales. En algunos puntos se trató de intervenciones continuadas en el tiempo, con alrededor de 50 puntos específicamente localizados en los que hubo que prestar especial atención, además de los citados hospitales, centros de salud y otros lugares sensibles.

Se calcula que se han consumido unas 300 toneladas de sal en total. Desde FCC se han realizado unos seis o siete portes diarios a Ibérica de Sales (Remolinos) para ir gestionando las reservas. Además se han subcontratado siete portes de sal a granel en camión bañera. En lo que respecta sólo a Limpieza Pública, se calcula que en cada turno se han atendido aproximadamente unos 300 puntos programados de forma sistemática, más unos 70 avisos urgentes.

Operativo distribuido por todos los distritos y barrios de Zaragoza

El operativo se distribuyó por toda la ciudad, precisamente con especial atención en zonas en las que, por su orografía o circunstancias específicas, se formaban placas de hielo que dificultaban la circulación tanto de vehículos de transporte público como de personas. El 20% de los efectivos estuvieron dedicados a barrios rurales.

En cuanto a afecciones en la ciudad, sobre todo en los problemas en los primeros momentos del sábado, se centraron, entre otros puntos, en La Paz, San José, Bombarda, Oliver, Parque Venecia, Delicias o Miralbueno. También hubo especiales dificultades en calles como Fray José Casanova, Villa de Ansó, Paseo de los Olvidados, Mesones de Isuela, Sánchez Lezcano o Marín Bagüés. Estas circunstancias obligaron a modificar el recorrido de algunas líneas o impidieron que los autobuses pudieran llegar, en algunos momentos, a sus terminales.

Si bien el arranque del sábado fue complicado por la presencia de hielo -y la complicación añadida del accidente de un coche en el acceso de cocheras, lo que dificultó mucho la puesta en marcha del servicio, la realidad es que a las 10,30 horas del sábado ya estaba funcionando el 95% de los itinerarios.

Hoy se sigue trabajando en la eliminación de hielo en paradas y aceras, tanto con personal de FCC como de las Brigadas de Infraestructuras.

Uso de herramientas informáticas en la coordinación

Todo el operativo de limpieza y atención de incidencias fue coordinado por el Servicio de Bomberos y Protección Civil. Para facilitar una visión global de la situación en cada momento, se desarrolló una aplicación de Google Maps que permitía conocer, en tiempo real, la situación en cada punto de la ciudad y el grado de atención de cada problema, con un código de colores específico.

También FCC utilizó sus propias aplicaciones de geoposicionamiento de las rutas de limpieza para saber en cada momento dónde estaba cada medio disponible y poderlos distribuir a los puntos donde fuera más necesario.

Estas aplicaciones permiten demostrar, además, que la atención se distribuyó absolutamente por toda la ciudad y sus barrios, atendiendo tan pronto como fue posible todas las llamadas y alertas recibidas, tanto por los propios ciudadanos como, entre otros, por los conductores de Avanza, que fueron reportando aquellas incidencias que iban observando.

De hecho, la mayor parte de la actividad del lunes se centró, ya desactivado el Plan de Emergencias, en trabajar en aquellos puntos donde seguía habiendo presencia de hielo en paradas de autobús, sin descuidar en ningún momento los accesos a hospitales, centros de salud, escuelas infantiles, etcétera. A lo largo de hoy martes se ha comenzado también en garantizar el acceso a todos los centros escolares que mañana miércoles abrirán sus puertas en la ciudad, tanto de Primaria como de Secundaria.

Revisión y control de arbolado

Respecto al Servicio de Parques, Jardines e Infraestructuras Verdes, ha contado con el trabajo directo de limpieza de nieve, reparto de sal, y tareas en árboles con riesgo e incluso caída de ejemplares y ramas, de las contratas de conservación de zonas verdes: sector 1 que mantiene FCC; sector 2 de Umbela en Actur; y parque del Agua con Raga. Además, como apoyo, la Unidad Verde, con todos sus efectivos, ha trabajado en coordinación con Protección Civil.

Se han realizado 408 podas de ramas desprendida y con riesgo y 51 árboles han debido ser talados. En todo caso, actualmente se continúa revisando todos los parques, jardines y el arbolado en viario público, lo que podría derivar en nuevas actuaciones.

En todo caso, esta cantidad ha sido relativamente pequeña, según explican los técnicos municipales, gracias a los trabajos de poda extraordinaria realizados en el último año, que ha evitado la caída de más ejemplares y la rotura de ramas que, de antemano, estaban en mal estado.

Acción Social y Familia

El Área de Acción Social y Familia está desarrollando estos días un intenso trabajo para garantizar la atención a todas las personas sin hogar de la ciudad. Los técnicos municipales mantienen un estrecho contacto durante todo el día con Cruz Roja y Policía Local, para ofrecer alojamiento durante las 24 horas del día a cualquier persona que lo requiera, siguiendo los protocolos anti-Covid con la aplicación de test de antígenos.

En la tarde-noche de ayer el Albergue municipal acogió a otras ocho personas, que se suman a las doce que fueron alojadas durante el fin de semana, cuando se han derivado además a 11 usuarios a la Hermandad de El Refugio, con la que se mantiene una estrecha colaboración. El Ayuntamiento mantiene activado el dispositivo de frío extremo y ha reorganizado sus recursos sociales para reforzar todavía más el amplio plan de emergencia invernal desplegado en noviembre, con un total de 183 plazas disponibles, un 24% más que el año más pasado.

El Albergue ha acondicionado estos días 14 plazas extra. A día de hoy, hay 9 plazas disponibles en el Albergue y 2 en El Refugio. El Ayuntamiento garantiza alojamiento y manutención a cualquier persona sin hogar con estos recursos, que podrían ser ampliados con camas de hostal si fuera necesario.

Además, desde los últimos meses, los servicios sociales municipales han alojado a más de cuarenta personas en una veintena de pisos cedidos por Zaragoza Vivienda, dentro del nuevo Plan de Primera Oportunidad, que permite desarrollar procesos de inserción individualizados y, al mismo tiempo, liberar plazas en el Albergue para nuevos usuarios.

Print Friendly, PDF & Email