El Banco de Sangre y Tejidos de Aragón logra mantener el ritmo de donaciones

El Banco de Sangre y Tejidos de Aragón consigue mantener el ritmo de donaciones a pesar de la pandemia

El primer balance de 2020 realizado en el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón refleja que, a pesar de la pandemia, las donaciones de sangre se han mantenido estables y han permitido conservar las reservas de componentes sanguíneos necesarios para atender las necesidades de los hospitales aragoneses. De esta manera, la especial situación sanitaria vivida durante la mayor parte del año apenas ha incidido en el número final de donaciones registradas en la Entidad Pública. En total, durante 2020 se registraron 42.221 donaciones de sangre, 345 menos que en 2019, lo que supone una ligera reducción del 0,81% y repite la tendencia a la estabilidad observada desde 2017.

“La rápida respuesta de la población aragonesa a los llamamientos y su gran conciencia social, demostrada durante los últimos meses, son las razones que han permitido mantener las reservas de componentes sanguíneos en niveles óptimos”, indica la directora gerente de la entidad pública y doctora, Carmen Garcés.

Entre los datos obtenidos, destaca el correspondiente a las donaciones de plasma hiperinmune de personas que han superado el COVID-19. Desde que se empezó a recibir a estos donantes en abril, la entidad ha sumado unas 1.300 unidades de dicho componente sanguíneo, correspondientes a 650 donaciones. El refuerzo de la sala de donación a partir de finales de octubre ha favorecido el sostenimiento de las reservas, disponiéndose al finalizar el año de unas 500 unidades en stock.

“Nuevamente hay que agradecer la labor de la ciudadanía, que se ha volcado desde el principio con este tipo de donación que, según los estudios realizados, evita que determinados pacientes pasen a un estado mayor de gravedad”, explica Garcés. Al respecto, hay que recordar que Aragón, representado por el Banco de Sangre y el Hospital Clínico Lozano Blesa, impulsaron el tratamiento con plasma hiperinmune, participando en el estudio nacional CONPLAS-19.

Las donaciones de aféresis (separación de componentes sanguíneos durante el proceso de donación), también se han incrementado durante 2020 debido, fundamentalmente, a que en la donación de plasma se utiliza este procedimiento, que permite un mayor rendimiento al extraer tan solo aquellos componentes sanguíneos necesarios (plaquetas, plasma y hematíes). En total, durante el pasado año se registraron 1.939 donaciones de este tipo, 853 más que el año pasado, aunque en esta cifra se incluyen las 650 de plasma hiperinmune.

Por provincias, Zaragoza es la que registró un mayor número de donaciones (32.050), seguida de Teruel (5.895) y Huesca (4.276).

Respecto a los puntos de donación, aquellas que tuvieron lugar en unidades móviles representan el mayor porcentaje (63,78%), aunque en 2020 se ha incrementado el volumen de donación en las instalaciones del Banco de Sangre y Tejidos de Aragón. En total, en la sala de donación de la Entidad, se han contabilizado 14.530 donaciones frente a las 11.678 de 2019. Estos datos reflejan el mayor esfuerzo en recursos realizado en el Banco con el fin de compensar la reducción de puntos de donación en centros educativos, empresas y otras instituciones, algo obligado por las medidas de seguridad sanitaria impuestas por la pandemia.

Aumenta el número de donantes jóvenes

Por otra parte, también son positivas las cifras referentes al número de donantes, manteniéndose las personas que donaron por primera vez (4.474) e incrementando, un año más, el número de jóvenes donantes. En 2020 donaron 4.263 personas con edades comprendidas entre los 18 y 25 años, 347 más que el año anterior, lo que supone un aumento de un 8,13%.

“La subida en esta franja de edad durante este año se suma a la tendencia al alza de los precedentes, lo que nos permite contemplar un panorama en el que el relevo generacional es una realidad”, anota Garcés, que recuerda que desde 2017 hasta 2020 el número de donantes de 18 a 25 años se ha incrementado en 2.268 personas, suponiendo un repunte del 53,20%.

Para alcanzar este objetivo, el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón continuó hasta el inicio de la pandemia con las visitas de estudiantes incluidas en el proyecto Educodono, cuyo fin es difundir la cultura de la hemodonación entre los jóvenes. Desde marzo, el proyecto se ha derivado al refuerzo de los recursos educativos online, a los cuales se puede acceder a través del enlace participa.bancosangrearagon.org/recursos-educativos. “Estas iniciativas representan apuestas de futuro con una expectativa de beneficio en el medio-largo plazo”, indica la directora gerente del Banco.

Las donaciones tras las fiestas navideñas son necesarias

Desde el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón destacan la necesidad de volver a realizar donaciones de sangre después de las fiestas navideñas, en las que las reservas siempre se ven mermadas.
El horario del centro, ubicado en la calle Ramón Salanova 1, es de lunes a viernes de 8.00 a 21.00 horas y los sábados de 8.30 a 14.00 horas. Además, en la página web del centro (www.bancosangrearagon.org) se puede consultar el horario de los puntos móviles.

Donación de tejidos

Asimismo, durante 2020 se han registrado 43 donaciones de tejido corneal y 22 de tejido osteotendinoso, lo que ha permitido realizar un total de 366 implantes, atendiendo de esta manera todas las demandas de los hospitales aragoneses. Al respecto, el mayor número de donaciones corresponde al Hospital Miguel Servet (29), seguido por el Clínico Lozano Blesa (11), el San Jorge (2) y el Royo Villanova (1).

En cuanto al perfil del donante de tejidos, el 46% son mujeres y el 54% hombres, siendo la edad media de 58 (6 menos que el año pasado).

Banco de leche

El mismo ritmo positivo mantiene el Banco de Leche Materna, donde las reservas se encuentran en niveles óptimos. Durante el pasado año aumentaron tanto el número de donaciones (740 frente a 690 en 2019) como el volumen de leche donada (1.037 litros frente a 785 en 2019).

Print Friendly, PDF & Email