Zaragoza se viste de blanco gracias a una nevada histórica

Filomena se hizo esperar en la capital aragonesa, pero finalmente llegó. Zaragoza amaneció este sábado cubierta de un manto de nieve y la borrasca continuó con precipitaciones en forma de nieve durante toda la jornada. Y es que esta nevada dejó una estampa histórica en la capital aragonesa con espesores de nieve entre los 12 y los 15 centímetros. 16 años han tenido que pasar para que Zaragoza volviera a vivir una nevada de este calibre.

Fotografías de Daniel Pérez

Print Friendly, PDF & Email