La app zaragozana Encantado de Comerte ya ha salvado más de treinta toneladas de comida

Esta aplicación permite el intercambios de lotes entre comerciantes y clientes

Son las ocho de la tarde. Un pequeño comercio zaragozano está a punto de terminar el día. En los estantes, todavía unos croissants horneados esa misma tarde, unos hojaldres rellenos y algo de repostería más. Unos minutos más tarde, aparece un chico joven, de unos 30 años, mostrando una aplicación en su teléfono móvil al dueño del establecimiento. Enseguida, el comerciante prepara una buena cesta en la que se incluyen los croissants, los hojaldres y el resto de repostería. Ahora sí, sin nada que desperdiciar, este comercio da por finalizado su día.

Esta historia no es un caso aislado. Esto es algo que ocurre desde hace un tiempo en los barrios de San José, La Paz, Las Fuentes y otros tantos barrios como comercios hay interesados en dar salida a sus productos sobrantes al final de cada día.

Encantado de comerte (ex Nice to eat you) es la aplicación que permite que estos intercambios de lotes entre comerciantes y clientes sea posible. Se trata de una aplicación disponible para Android e iOs en la que se publican lotes de alimentos que los comercios no han logrado vender a lo largo del día.

“A través de la aplicación, los usuarios pueden ver qué comercios cercanos a su ubicación disponen de excedentes, por lo que pueden elegir su lote preferido a través de la app y pasar a recogerlo en el horario que ese comercio establezca, sabiendo que ese lote va a estar rebajado al 50%”, explica Enrique de Miguel, uno de los cofundadores de Encantado de comerte.

La app, que nació en 2019, de la mano de tres jóvenes, dos de ellos aragoneses, Enrique de Miguel y Adrián Espinosa, y un madrileño, Gabriel Ramas, tiene como objetivo “poner solución al problema de las cantidades de comida que se tiran al tiempo que muchas familias no tienen acceso a una alimentación digna”, afirma uno de sus cofundadores.

Esto, aseguran, es una solución ganadora para todas las partes y con impacto positivo en el medioambiente. “Realmente ganamos nosotros como usuarios al comprar a menor precio, ganan los comerciantes al dar salida a un excedente convirtiendo en beneficio lo que antes eran pérdidas y también nos beneficiamos de una sociedad concienciada con el consumo responsable”, añade Enrique de Miguel.

Para estos tres jóvenes emprendedores, la idea les vino precisamente de la calle. Un día, paseando, vieron como desde una panadería, al terminar el día, estaban tirando a la basura las barras de pan sobrantes, napolitanas y otros productos de horno. Para ellos era impensable ver como alimentos en perfecto estado podían estar siendo desperdiciados así. En ese momento, lo decidieron.

“Nos lanzamos con este proyecto y estamos ya en cuatro ciudades españolas: Zaragoza, Madrid, Logroño y Santiago de Compostela”, afirman. Esta aplicación que ya está triunfando tiene sangre maña y, de hecho, ya se ha visto reconocida con el Premio Aragonés al Emprendimiento Social y a las Empresas Sociales, entre otras cosas, por su programa de ayudas a familias vulnerables en el que colaboran con ONG’s como Cáritas o Cruz Roja.

#Apadrinaunroscón

La acogida de la aplicación por parte de los comercios, así como de los clientes está siendo tan notable que incluso han recibido propuestas como la de la Asociación del Roscón Abandonado. “Contactaron con nosotros para alertarnos de que cada año se desperdician más roscones que sobran de festividades como el día de Reyes”, cuenta Enrique de Miguel. Por eso, añade “no dudamos en colaborar con ellos y con todos los comercios que lo desearan ofreciendo sus roscones sobrantes, además vamos a extender la campaña a otras fechas como San Valero o San Blas”.

Así, bajo el hastag #ApadrinaUnRoscón, comercios y clientes amantes del roscón podrán colaborar no solo en ese día 6 de enero, sino en festividades posteriores. Además, la aplicación que está en continua renovación y crecimiento sigue realizando sorteos de bonos de 5 euros en sus redes sociales que se pueden canjear por lotes en diferentes comercios de la ciudad de Zaragoza. Eso sí, avisan, pronto llegará a más localidades.

Print Friendly, PDF & Email