Zaragoza espera una nevada equiparable a la de 2005

El Pilar lucía nevado en 2005

“Filomena” está a punto de hacer su presentación oficial en la capital aragonesa. Tras el descenso de las temperaturas se espera que, a lo largo de las 19.00 o 20.00 horas de este viernes y durante todo el sábado, las precipitaciones en forma de nieve sean constantes en el Valle del Ebro alcanzando los 15 centímetros de espesor y 10 la madrugada del domingo. Todo Aragón, sin restricción, está en situación de emergencia por las consecuencias de esta borrasca que el delegado territorial de Aemet en Aragón, Rafael Requena, equipara a la “caída hace 15 años”, cuando Zaragoza sorprendía el 22 de febrero de 2005 teñida de blanco.

La madrugada de este sábado, Zaragoza pasará la noche a 1 grado bajo cero, arrojando precipitaciones en forma de nieve durante todo el día sin superar temperaturas de 2 grados. La capital oscense vivirá una situación similar, con leves rachas de viento, y en Teruel llegarán hasta los 4 grados bajo cero y nieve durante toda la jornada.

Durante el domingo, en la capital aragonesa cesará la nieve pero no las precipitaciones, que continuarán a lo largo de todo el día con temperaturas entre los 0 y 3 grados. En Huesca bajarán un grado más y lloverá hasta últimas horas de la tarde, mientras que en Teruel los cielos nubosos descenderán hasta los 4 grados bajo cero.

La Plaza del Pilar amaneció cubierta de nieve en 2005

¿Por qué nieva a altitudes tan bajas?

“Estamos acostumbrados a frentes venidos desde el norte, esta masa de aire cálido se desplaza desde las Islas Canarias al Mar Mediterráneo y produce un contraste al llegar a las zonas interiores de la península donde es muy efectiva y llega con mucha precipitación”, ha asegurado Requena.

El año pasado, “Gloria” dejó espesores de más de un metro de nieve en Teruel, arrojando más de 200 litros por metro cuadrado en el Matarraña y aislando más de 70 pueblos debido a la nieve. No es el caso de esta situación ya que, a lo largo de este fin de semana, todo el territorio aragonés estará situado en temperaturas bajo cero lo que, a diferencia de otras veces, convierte todas las precipitaciones en nieve.

La progresión de sus efectos se extenderá durante gran parte de la semana debido a la mantenida bajada de las temperaturas. Algunos puntos de la provincia de Teruel superarán los 10 grados bajo cero y toda la Comunidad están en emergencia, ya que “hay que prepararse”, porque “no va a parar de nevar”, ha concluido el delegado de Aemet en Aragón.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies