Los más de 500 camiones parados en la A-23 vuelven a circular a esperas de otra posible retención

La borrasca Filomena ha descargado con fuerza sus copos en la provincia de Teruel provocando afecciones en las carreteras de la provincia

Los más de 500 camiones retenidos en la A-23 por nieves en la provincia de Teruel ya están en circulación. El aviso de la Dirección General de Tráfico (DGT) ha pasado esta mañana de aviso amarillo (prohibición de circular a camiones y articulados) a verde, por lo que se ha reabierto el tráfico a esperas de que, si esta tarde vuelve a empeorar el clima, vuelvan a retener su circulación.

La borrasca Filomena ha descargado con fuerza sus copos en la provincia de Teruel provocando graves afecciones en las carreteras de la provincia. Este jueves a la tarde se procedió, según la Guardia Civil de Teruel, a embolsas a más de 500 camiones en diferentes puntos de la A-23 para evitar su peligrosa circulación. Este tipo de retenciones o embolsamientos, defienden desde la DGT, son “algo comunes” en invierno en esta vía que conecta Teruel con Castellón.

Esta tarde si la climatología empeora se espera que se vuelva a cortar el tráfico para camiones y articulados en esta vía.

Print Friendly, PDF & Email