Filomena deja espesores de cinco centímetros en Teruel y congela casi toda la red de carreteras

La borrasca dejó un denso manto blanco en multitud de localidades de toda la provincia de Teruel. Foto: webcam Drakis

La borrasca Filomena ya ha dejado su huella en prácticamente toda la provincia de Teruel, con espesores de hasta cinco centímetros en la capital. No obstante, solo es el primer paso de la tormenta ya que, a lo largo de la noche llegaría hasta los diez centímetros, dejando un denso manto blanco en multitud de localidades como Bronchales, La Puebla de Valverde, Guadalaviar, Moscardón, Alfambra, entre muchas otras.

Asimismo, la nieve dificulta también la circulación en prácticamente toda la red de carreteras de la provincia, con casi 80 tramos de carreteras con avisos y restricciones, incluidos 150 kilómetros de la A-23 donde el firme se encuentra en malas condiciones. Según la actualización de la DGT de las 19.00 horas, no hay ninguna vía cortada, pero en la mayoría es obligatorio el uso de cadenas.

Como consecuencia, un total de 12 centros de la provincia de Teruel han tenido que suspender este viernes las clases por los efectos del temporal Filomena, que está afectando desde el jueves a toda la zona. El Departamento de Educación ya suspendió todas las rutas escolares de la provincia ante las previsiones de fuertes nevadas.

Se trata de los centros rurales agrupados (CRA) Olea, de Castellote; el de Muniesa; el Palmira Pla, de Cedrillas; el Javalambre, de Manzanera; el Tastavins, de Peñarroya de Castavins; el Pórtico de Aragón, de Rubielos de Mora; el Turia, de San Blas; y el Sierra de Albarracín, de Tramacastilla (aula de Noguera). También se han suspendido las clases en los IES Damian Forment, de Alcorisa; Pablo Serrano, de Andorra; Fernando Lázaro Carreter, de Utrillas; y Gúdar-Javalambre, de Mora de Rubielos.

Igualmente, Renfe ha cortado por la gran nevada en la provincia de Teruel la línea Zaragoza-Valencia desde esta tarde a las 17.00 horas. La previsión de fuertes nevadas y hielo de la borrasca Filomena han obligado al cierre de la línea con parada en varios pueblos de la provincia de Teruel y en la capital. Desde Renfe no han preparado ninguna alternativa por carretera debido a las complicaciones de tráfico existentes en toda la provincia, aunque también han confirmado que se devolverá el importe íntegro de los billetes a los usuarios afectados.

Zaragoza, a la espera

Mientras tanto, Filomena se espera que, a lo largo de las 19.00 o 20.00 horas de este viernes y durante todo el sábado, las precipitaciones en forma de nieve sean constantes en el Valle del Ebro alcanzando los 15 centímetros de espesor y 10 la madrugada del domingo, una nevada que el delegado territorial de Aemet en Aragón, Rafael Requena, ha equiparado a la “caída hace 15 años”, cuando Zaragoza sorprendía el 22 de febrero de 2005 teñida de blanco.

Ante esta situación, el Ayuntamiento de la capital aragonesa ha intensificado el nivel de alerta de amarillo a naranja ante el riesgo de nevadas. Desde el Consistorio han puesto en marcha el Plan municipal de Protección civil, que pondrá a trabajar durante todo el fin de semana a Bomberos, Policía y a trabajadores de FCC a tres turnos como si fueran días laborables. La responsable de Servicios Públicos, Natalia Chueca, ha destacado que todo apunta a que la nevada será “copiosa” y que podrían alcanzarse los 20 centímetros de espesor en las calles.

Los bomberos de la Diputación de Zaragoza están esparciendo sal desde primera hora de este viernes por las carreteras de toda la provincia, dentro del operativo especial de prevención por la borrasca Filomena, y desde mediados de semana ya han repartido más de 50 toneladas. Las labores de esta mañana se han centrado principalmente en la Ibérica zaragozana, además de las Cinco Villas, la Ribera del Ebro y la zona del Moncayo. Actualmente, están trabajando con las máquinas quitanieves despejando de nieve las carreteras que conectan los municipios de Ariza, Monreal de Ariza, Cabolafuete y Torrehermosa.

Permanecer en casa

Los efectos del paso de “Filomena” que afectarán a toda la Comunidad de Aragón han movido a las autoridades a realizar una serie de recomendaciones para evitar que las tormentas y bajas temperaturas no provoquen más estragos de los necesarios.

Desde el Servicio de Seguridad y Protección Civil del Gobierno de Aragón hacen hincapié en “no utilizar el coche para desplazamientos, mantenerse dentro de los hogares, vigilar los sistemas de calefacción y tener un cierto acopio de alimentos y medicación si alguna persona la necesita dentro de la vivienda”.

Además, como se esperan nevadas a cualquier cota, si es imprescindible desplazarse, se advierte que debemos “tener dispuesto el coche, estar provistos de cadenas, una pala, teléfono móvil, recomendable llevar algo de comida por si debemos permanecer bloqueados, ropa de abrigo y seguir las indicaciones de los cuerpos de seguridad”, ha apuntado el jefe del Servicio de seguridad y protección Civil, Miguel Ángel Clavero.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies