El Real Zaragoza y la nieve: suspensiones y jaleos

Hace casi tres años, la nieve cuajó en La Romareda sin causar problemas. Foto: Real Zaragoza

La nieve que probablemente tiña de blanco La Romareda este fin de semana ha supuesto en varias ocasiones un serio quebradero de cabeza para la entidad. Cuando la nieve ha hecho estragos y el Real Zaragoza ha tenido que disputar encuentros, los problemas han aparecido. Quizá los casos más significativos han sido los de la UEFA de 2005, cuando tocaba medirse al Fenerbahçe, y en 2015, cuando Osasuna no quitó el tapete blanco que cubría el Sadar.

Por orden de proximidad, el episodio que recuerda todo el zaragocismo fue el que tuvo lugar en el estadio de Osasuna. Los maños viajaron a Pamplona y cuando se encontraban a medio camino resultó que el conjunto navarro no había limpiado el estadio de nieve. El árbitro, al ver la situación del terreno de juego, decidió suspender el enfrentamiento.

A pesar de que oficialmente el motivo de la suspensión fue el estado del terreno de juego, cabe sospechar que influyó la situación del conjunto pamplonica. Ese día contaba con cuatro jugadores importantes con sus selecciones, entre ellos Nekounam o Cedrik. Por ello, resultó sospechoso que, cuando la nieve llevaba cayendo 24 horas, solo se hubiese retirado en la mitad del terreno de juego. Aun así, el conjunto de Ranko Popovic se llevó la victoria unos días más tarde.

Hace casi 16 años, el lío fue todavía mayor. En la vuelta de los dieciseisavos de la Copa de la UEFA, el organismo decidió que el Real Zaragoza no podía utilizar La Romareda debido a los 15 centímetros de nieve que cubrían el verde. Sin embargo, consideró que el Fenerbahçe, rival de los maños, sí que podía hacerlo. De esta forma, los turcos eran los únicos que, durante media hora, pudieron entrenar en el municipal zaragozano.

La mayor singularidad la puso el técnico del conjunto otomano, que en esta situación no se le ocurrió nada mejor que atacar al Real Zaragoza por no haber limpiado el campo. “Me parece vergonzoso que no retiraran antes la nieve. Gracias a eso, no hemos podido entrenarnos. Eso no es fair play”, señalaba en rueda de prensa. Mientras tanto, los maños se entrenaban en el Príncipe Felipe por la decisión de la UEFA.

El Real Zaragoza respondió por medio de Víctor Muñoz. “Creo que queda claro que no solo les ha perjudicado a ellos, porque nosotros no hemos podido ni pisar el césped”, señalaba en su intervención. Por su parte, el organismo futbolístico internacional justificaba esta decisión porque el entrenamiento de los turcos “no era normal, sino una toma de contacto”.

En definitiva, la nieve, que probablemente se vea en el próximo partido en La Romareda, ha traído momentos delicados a la entidad. Sin embargo, el equipo no piensa en nada más que en vencer su enfrentamiento y dormir fuera de los puestos de descenso.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies