El Real Zaragoza duerme fuera de descenso tras vencer con un gran fútbol al Logroñés (2-0)

Bermejo fue líder del conjunto maño. Foto: Real Zaragoza

El Real Zaragoza dio una alegría de las de verdad a su afición en el último partido de la primera vuelta: venció completando el mejor partido de la temporada, logró tres puntos de oro y duerme fuera de los puestos de descenso. El conjunto de JIM se gustó ante el Logroñés y dio un golpe sobre la mesa.

Con ganas de salir del descenso y ante la oportunidad de ver la luz, los maños saltaban a La Romareda deseando llevarse los tres puntos. Cristian en portería, Chavarria por la izquierda, Jair y Francés de centrales, y Vigaray de lateral derecho. Francho y Eguaras componían el doble pivote, con bandas para Zanimacchia y Bermejo. Arriba, el “Toro” Fernández y Narváez.

Los diez primeros minutos transcurrieron con absoluta igualdad y sin ocasiones. Sin embargo, en el minuto 11, Paulino se marchaba dentro del área de Chavarria y ponía el pase de la muerte. Por fortuna, no había nadie en el área pequeña para que empujase la pelota. Pero Bermejo empezó a entrar en juego y los maños daban sensación de peligro. La más clara llegó al rematar Narváez un córner que despejaba Dani Giménez.

Pero el arquero cometería un error. Era el minuto 16 cuando, tras varios rechaces por balones al área, Francés y el guardameta iban a por un esférico muerto en el área. Este derribaba al central zaragocista y el colegiado decretaba penalti. Narváez lo convertía y anotaba el 1-0. Y tres minutos más tarde, Francho conducía una contra, que trazaba la diagonal para Narváez y Bermejo no lograba acertar tras el último pase. Algo similar ocurría en el 26, con Chavarria de protagonista.

El Logroñés no generaba peligro serio, pero de vez en cuando lograba acercarse a la meta de Cristian. Eran los maños los que dominaban con claridad, pero no debían confiarse. Salvo un par de jugadas concretas, en las que los aragoneses pudieron ampliar la renta por medio de Narváez y Francho, el partido era tranquilo. Así se llegaba al final de la primera parte, con dominio local pero en la necesidad de ampliar la renta.

Segunda parte de consolidación

El segundo tiempo comenzaba con un giro en el planteamiento visitante. De hecho, Petcoff y Unai Medina entraban a La Romareda al comenzar la segunda mitad. Y al comenzar, dos centros al área pudieron terminar en gol si hubiesen encontrado rematador. Y en el minuto 52, una mano dentro del área bien pudo haber valido un penalti para los maños.

Y llegaría el justo gol una jugada más tarde. Zanimacchia se hacía con un buen balón que filtraba a Narváez. El charrúa se metía dentro del área, ponía el cuero al punto de penalti y Bermejo definía perfectamente para poner el 2-0 en el marcador. El Real Zaragoza estaba completando un partido imponente, sin concesiones y desplegando un juego más que vistoso. Además de los goleadores, el que merecía una mención especial era Francho, uno de los líderes sobre el terreno de juego.

Se gustaba el Real Zaragoza de JIM, que no pasó ningún apuro para vencer. Era un lavado de cara para los maños, que veían como discurrían los minutos dominando perfectamente el marcador y el juego. De hecho, las opciones de aumentar la renta también llegaron. Así se llegaba al final del encuentro con la mejor noticia posible: el Real Zaragoza duerme fuera de la zona de descenso.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies