Al Huesca se le atraganta la Copa frente al Alcoyano, de Segunda B (2-1)

El Huesca sigue sin despegar. Foto: S.D.H.

El Alcoyano – Huesca era un partido para que los altoaragoneses subiesen la moral frente a un equipo de Segunda B. Un enfrentamiento que parecía de trámite para los oscenses en el cual debían de ganar con solvencia y retomar el camino de la victoria ante un rival de la categoría de bronce. Sin embargo, los de Míchel no supieron demostrar que el triunfo era urgente. Contra todo pronóstico, el Huesca cayó por 2-1 y se vio eliminado de la Copa del Rey.

A pesar de que la primera ocasión clara del encuentro era para Sergio Gómez, que terminaba en un paradón de José Juan, no iba a amedrentarse el conjunto local. Serían pasados los primeros quince minutos de partido cuando llegaría el primer gol de los de Alcoy. Mourad cogía el balón en campo propio, avanzaba con velocidad y conseguía llegar al área rival. Ahí disparaba fuerte al palo largo y Andrés no lograba desviar un esférico que se colaba dentro de la portería.

No estaba teniendo su noche el Huesca, pero había detalles que demostraban que el Huesca competía en la máxima categoría. Sergio Gómez, muy activo todo el encuentro, ponía el balón al corazón del área para que rematase Escriche. José Juan se disfrazaba de Buffon y hacía un paradón espectacular, pero el rechace le caía a Seoane, que solo tenía que empujar para hacer el 1-1.

Sin embargo, tras el paso por el túnel de vestuarios, el Alcoyano volvía a plantar cara a un Huesca endeble. Los dos guardametas se tenían que emplear a fondo para evitar el 1-2 y el 2-1. El partido se ponía bonito, y a pesar de que teóricamente había una gran diferencia entre ambos, lo cierto es que sobre el verde era un tú a tú. Y en una de estas, Gastón Silva cometía penalti sobre Javi Cantón en el 64. Ahora bien, el disparo de Jony Ñíguez fue horrible y se iba a las nubes sin ver portería.

El partido finalizó de la peor forma posible y de la más extraña. No es común que un conjunto de Segunda B que se enfrenta a otro que compite en Primera se sobreponga a un penalti y logre la victoria. Sin embargo, no fue algo injusto. El encuentro que disputó al Sociedad Deportiva Huesca en Alcoy solo es un reflejo más de lo que está sucediendo esta campaña.

La buena noticia es que los de Míchel ya pueden centrarse definitivamente en al Liga. Ahí es donde se la juegan, porque actualmente la salvación ya queda a cuatro puntos. El Betis visitará El Alcoraz en un partido decisivo para acercarse algo a la salvación.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies