Zaragoza acumula 115 toneladas de sal para hacer frente a posibles nevadas

El Ayuntamiento de Zaragoza ha hecho acopio de sal por si acaso nieva

La consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad de Zaragoza, Natalia Chueca, ha visitado las instalaciones de FCC y ha anunciado que la ciudad cuenta con 115 toneladas de sal para afrontar el temporal de nieve, que podría llegar a la capital aragonesa a partir del jueves y que duraría unos tres días.

Chueca ha recomendado usar el coche solo para lo indispensable, utilizar el transporte público y, sobre todo a personas mayores, hacer acopio de alimentos antes del jueves a mediodía.

Las reservas de sal con las que cuenta la ciudad son ya de unas 115 toneladas, ya que se ha hecho acopio en las últimas horas y se cuenta también con una cantidad que almacena Parques y Jardines.

Las máquinas quitanieves disponibles podrán funcionar las 24 horas en caso de que fuera necesario, ya que se han organizado turnos y retenes de personal suficientes para estos días.

En concreto, se prestará especial atención sobre aquellas calles y avenidas por las discurre el transporte público, así como por las calles con mayor tráfico peatonal.

Se intentará garantizar, caso de que se produzcan las anunciadas nevadas, la movilidad imprescindible para quienes necesiten desplazarse en esos momentos, tanto en el núcleo urbano como en los barrios rurales.

En este sentido, se solicita a la ciudadanía no utilizar el vehículo privado a no ser que sea imprescindible. Tanto autobús urbano como tranvías, así como el servicio de Taxis colaborarán en facilitar al máximo la movilidad de los ciudadanos.

En caso de nevada en la ciudad, se recomienda, además, utilizar el teléfono sólo para llamadas urgentes. (En este sentido, se ruega que las llamadas a Bomberos y/o Policía se realicen sólo en caso de verdadera necesidad). Proveerse de ropa y calzado adecuado. Tener reserva de alimentos de consumo regular.

En caso de enfermos o personas de avanzada edad, asegurar una provisión suficiente de medicamentos. Revisar los tejados y bajantes de agua de la vivienda, así como los ajustes de puertas y ventanas exteriores.

Tener cuidado con las estufas de carbón, eléctricas y de gas, procurando que no estén cerca de visillos, cortinas, etc. Atención a los juegos de niños en sus inmediaciones. Tomar precauciones con los braseros de picón o estufas de carbón, leña o gas, en lugares cerrados sin renovación de aire. Airear habitaciones. En caso de que finalmente nieve, mantenerse informada sobre la evolución de la previsión meteorológica y adoptar las medidas de autoprotección habituales.

Print Friendly, PDF & Email