Rotary Club Zaragoza reparte peluches entre los bebés de la Casa Cuna Ainkaren

De izquierda a derecha: Susana Gil (de Ainkaren), Jesús Barón y Mercedes Muro, de Rotary Club de Zaragoza

Ningún niño sin regalo de Reyes. Ese es el objetivo que se ha marcado Rotary Club Zaragoza para esta festividad con el reparto de 25 peluches para los bebés de las madres de acogida que están alojadas en la Casa Cuna Ainkaren, asociación en defensa de la vida. La entrega de peluches ha sido posible gracias a la generosidad de Jesús Barón, socio de Rotary Club.

“El motivo es ayudar a estas madres mediante la entrega de este peluche para sus bebés, ya que en esta asociación se encargan de ayudar, sobre todo, a madres, en su mayoría solteras o abandonadas, a veces demasiado jóvenes, procedentes de bajos extractos sociales, sin recursos económicos y con diferentes historias de maltratos, precariedad y abandono”, explican desde la institución rotaria.

En el acto de entrega estuvieron presentes Susana Gil, de Ainkaren, y los miembros rotarios Jesús Barón, Mercedes Muro y Manuel de Codes.

Sobre Ainkaren

Ainkaren, asociación en defensa de la vida, tiene como principales objetivos contribuir, en la medida de lo posible, a que mujeres y niños que, en principio se encuentran en un estado de pobreza o marginación social, puedan cambiar de forma real sus expectativas de futuro.

La asociación está abierta a todas aquellas personas que necesiten de sus recursos, siempre que sean futuras madres o tengan hijos pequeños, no estableciendo discriminación alguna entre sus residentes.

En la Casa Cuna disponen de centro de acogida, guardería, servicio de apoyo psicológico, cursos de capacitación doméstica, cursos de cuidados básicos del bebé y educación de hijo, acompañamiento y seguimiento personalizado para gestiones laborales o médicas.

Print Friendly, PDF & Email