El partido copero ante el Alcorcón se convierte en un quebradero de cabeza para JIM

El técnico tenía ya pensado un once que deberá variar tras el positivo de Tejero
El técnico tenía ya pensado un once que deberá variar tras el positivo de Tejero

La Copa del Rey va a suponer un quebradero de cabeza añadido para el Real Zaragoza de Juan Ignacio Martínez. El técnico tenía ya pensado un once que deberá variar tras el positivo de Tejero, pero manteniendo la necesidad de “distribuir los descansos”. Hay jugadores que acumulan muchos partidos y es necesario que guarden reposo, pero aun así los maños saldrán “a ganar”.

El técnico ha comparecido en la previa del encuentro, donde ha reconocido que el lateral iba a contar con minutos en el choque. Es momento de “buscar otras soluciones para aportarlas al equipo”, ha indicado en su intervención. La idea es sacar un once competitivo con el que a la vez pueda darles tiempo de descanso a quienes suman una cantidad de participaciones mayor.

Bien es cierto que el pasado encuentro copero sirvió para coger sensaciones de cara a la Liga. “Jugábamos frente a un rival de inferior categoría, pero había que romper la dinámica y fomentar la autoestima”, señalaba JIM. En este caso se trata de superarla eliminatoria “mirando también de reojo el partido ante el Logroñés”.

No cabe duda de que es “un torneo que forma parte de la historia del club”, por lo que los maños no pueden “permitirse otro lujo que el de competir”. La competición regular es la fundamental, pero las históricas participaciones del conjunto aragonés hacen que no pueda dejarse de lado.

Ya el próximo partido liguero será ante el Logroñés. El triunfo será vital para aferrarse de una vez por todas a la salvación y demostrar que el Real Zaragoza no está confeccionado para pelear por cotas bajas.

Print Friendly, PDF & Email
El técnico tenía ya pensado un once que deberá variar tras el positivo de Tejero