El Huesca recibe al Barça en el primer partido del año y con la necesidad de reaccionar

Hace dos años, la visita del Barça al Alcoraz se saldó con un 0-0. Foto: LaLiga Santander

La Sociedad Deportiva Huesca inicia el nuevo año recibiendo en El Alcoraz a uno de los colosos de la categoría, el FC Barcelona (21.00 horas). Los de Míchel encaran el encuentro sabiendo el potencial del rival que tendrán enfrente, pero siendo conscientes de que el campeonato no perdona y debe reaccionar de inmediato antes de que sea tarde para eludir el descenso. El equipo ocupa la última posición de la tabla y tiene la salvación a cuatro puntos.

“No hay mayor motivación que jugar en casa, en El Alcoraz, y poder demostrar que estamos en esta liga para pelear y disfrutar de este tipo de partidos. Tenemos que estar al 100% y que el Barcelona no tenga su mejor noche”, exponía Míchel en la previa. Con la llegada del 2021, los azulgranas esperan revertir la situación, aunque tengan por delante un rival de tanta entidad. “Tenemos que hacer las cosas perfectas y encontrar el equilibrio en ataque y defensa. Ser un equipo junto y que conceda muy poco. Ser un conjunto mucho más ordenado y unido”, añadió.

“Hay que darle una vuelta de tuerca a lo que estamos haciendo. No podemos estar contentos con los resultados y eso es algo que depende de mí. No solo para mañana, sino intentar ser más fiables, porque ha habido partidos en los que hemos merecido más, pero en otros no hemos salido reforzados”, reflexionaba el técnico madrileño, consciente de que su plantilla debe mostrarse más certera de cara a la portería rival.

“Aunque queramos tener un balón, sabemos que contra el Barça no va a poder ser. Tenemos que estar preparados para esos partidos, poner sacrificio, sufrimiento y cerrar espacios, manteniendo la máxima concentración seremos un equipo que pueda plantarles cara”, aseguraba el técnico, analizando al rival: “con espacio te hace daño y sin espacio, te lo genera, pero tenemos nuestras armas y sabemos cómo defenderles”. “Que no se sienta cómodos, porque son muy peligrosos y generan muchas ocasiones de gol gracias a su talento individual y colectivo”, añadió.

El choque tendrá como uno de sus principales atractivos la primera visita de Leo Messi al feudo oscense. El argentino se incorporó esta semana a los entrenos tras perderse el partido ante el Eibar por unas molestias y formará parte del once de Koeman. En este sentido, Míchel reconocía que su presencia condiciona el planteamiento. “Es el mejor jugador del mundo. Lo que queremos es que se sienta incómodo y reciba los menos balones posibles en la zona final”, valoraba, completando que “es difícil de parar y es complicado plantear un partido con Messi, pero sabemos que tenemos que tener todas las alertas encendidas”.

Print Friendly, PDF & Email