Repollés avisa de que todos los indicadores “apuntan a una cuarta ola” que sería “devastadora”

Repollés ha recordado que el periodo de incubación es de entre dos y diez días

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha pedido responsabilidad ciudadana para los próximos días, instando a la sociedad a restringir lo máximo posible los encuentros familiares para frenar la transmisión del virus contraído en las celebraciones de Nochevieja y Año Nuevo. Con los indicadores que maneja el Ejecutivo, la Comunidad se aproxima a una cuarta ola que sería, ha dicho, “devastadora”.

“Hace dos días fue Nochevieja y la enfermedad tiene un periodo de incubación de entre dos y diez días”, ha advertido Repollés, que ha solicitado evitar el contacto social, “y sobre todo con personas especialmente vulnerables”, a quienes celebraron reuniones “fuera de su círculo estrecho de allegados”. “Somos conscientes de que ha habido reuniones y fiestas de gente que no forman parte del grupo de convivencia, por lo que vuelvo a apelar a la responsabilidad para contener la curva de contagios iniciada en Nochevieja y Año Nuevo”, ha apuntado.

“Todos los indicadores apuntan a una cuarta ola”, ha reiterado Repollés, quien ha desvelado que la incidencia actual es de 158,2 casos por cada cien mil habitantes, mientras que hace dos semanas era de 110. Asimismo, la tasa de contagios por persona es de 1,19, mientras que con las previsiones que maneja el Gobierno de Aragón alcanzaría el 1,48. Es decir, que dos personas podrían contagiar a su vez a otras tres, y así sucesivamente. Según ha desvelado la consejera, este indicador se ha triplicado con respecto a la semana pasada.

“Los indicadores no eran tan alarmantes y la previsión era que el incremento se produjese a mediados de enero, pero esta última semana ha sido devastadoray seguramente será antes”, ha reconocido Repollés, destacando la importancia de anticiparse al virus en la toma de decisiones. “Por eso estamos aquí a día 2 de enero. Los datos de hoy son los contagios de Nochebuena y Navidad y con esto queremos evitar los de Nochevieja y Año Nuevo, por lo que si hemos tenido contacto con otros grupos burbuja, vamos a ser cautos y no tener reuniones, sobre todo con personas mayores”, ha solicitado.

“La pandemia no nos da tregua”, ha justificado la consejera, pidiendo a los sectores afectados por las nuevas restricciones que sean conscientes de la situación. “Gracias por su paciencia y también a los ciudadanos por entendernos, no debemos tirar por la borda lo trabajado en estos meses”, ha finalizado.

Print Friendly, PDF & Email