El Real Zaragoza quiere ampliar su racha de victorias en el primer partido de 2021

JIM ha hecho hincapié en que el único partido importante es el siguiente. Foto: Real Zaragoza

El Real Zaragoza empieza el año visitando este sábado por la tarde (20.30 horas) el estadio de Cartagonova para medirse al Cartagena, en un duelo directo por salir de los puestos de abajo. Tras despedir el 2020 con una victoria en Copa y otra en campeonato regular ante el Lugo, los de JIM encaran el nuevo año con ánimos renovados y convencidos plenamente de la capacidad del equipo para darle la vuelta a la situación y esquivar los fantasmas de la Segunda B.

Actualmente, los blanquillos ocupan el penúltimo puesto de la tabla con 16 puntos. A dos unidades de distancia tiene al Sabadell, mientras que tiene a varios rivales a tiro de un partido: son Alcorcón, Castellón y precisamente su rival de este fin de semana, el Cartagena. Solo tres días después, el equipo se medirá al conjunto alfarero, pero en esa ocasión no habrá tres puntos en juego sino el pase a la siguiente ronda de la Copa del Rey.

Sea como sea, desde el club se ha insistido durante estos días de Navidad en que el único partido importante ahora mismo es el siguiente, y que ya habrá tiempo de pensar en las siguientes citas cuando vayan llegando esas hojas del calendario. Así lo han remarcado desde el director deportivo, Miguel Torrecilla, hasta el técnico Juan Ignacio Martínez, pasando por voces del vestuario como el primer capitán, Alberto Zapater, o el lateral izquierdo Pep Chavarría, indiscutible en el once desde su llegada el pasado verano.

Para sumar los tres primeros puntos del año, el Real Zaragoza deberá imponerse en su estadio a un conjunto que no atraviesa precisamente su mejor momento del curso. Con solo una victoria en los últimos diez partidos, el Cartagena ha cosechado en ese tramo un total de ocho derrotas, una de ellas ante el Pontevedra en Copa que se llevó por delante al técnico albinegro, Borja Jiménez, que fue sustituido por el técnico del filial, Pepe Aguilar. Sin embargo, el cambio en el banquillo solo trajo una nueva derrota, ante el Alcorcón en el último partido de 2020.

Sin embargo, de sobras es sabido a estas alturas de la película que en Segunda División no hay rival pequeño. Lo cierto es que al Real Zaragoza, a pesar de la mejoría experimentada en las últimas fechas, aún le queda un largo trecho por recorrer hasta llegar a ser el equipo sólido y fiable que JIM quiere que sea. Por ello, tanto el técnico como los jugadores hacen hincapié en el aspecto emocional y la intensidad en el juego como factores clave para llevarse el triunfo, que supondría ampliar la racha de victorias y supondría una inyección de moral en los maltrechos ánimos zaragocistas.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies