El Huesca cierra el año como colista a tres puntos de la salvación

Los de Míchel no han dado con la tecla para ganar. Foto: S.D. Huesca

Pocos no conocen a estas alturas la película “El día de marmota” protagonizada por Bill Murray, pero en el fútbol español hay un club que se asemeja notablemente a lo expuesto en este largometraje. Es el caso de la S.D. Huesca, quien se aferra a las buenas sensaciones para continuar creyendo en la salvación, pero que también repite errores en bucle que le llevan a cerrar el año como colista en la tabla tras acumular una derrota detrás de otra.

La última fue la vivida en Balaídos, el estadio de un Celta de Vigo que llegaba en racha a la última cita liguera del año e hizo valer su dinámica triunfadora para imponerse por la mínima, 2-1, a los hombres de Míchel. Pese a que los azulgranas plantaron cara durante varios tramos del encuentro, al final la historia se repitió una vez más y la falta de calidad o acierto en las dos áreas desembocó en la sexta derrota de la temporada en 16 partidos.

En estos momentos, lo que mantiene con vida en la tabla a los altoaragoneses es la acumulación de empates, nueve, siendo la escuadra que más igualadas ha firmado en este primer tramo de campaña. Tanto que nada es insalvable, ni mucho menos, teniendo en cuenta que sólo tres puntos separan al Huesca de la ansiada permanencia en la máxima categoría del fútbol español, un hito que no lograron en su primer intento y que buscan conseguir en el segundo.

Pero para eso necesitan cambiar cosas. Porque con casi el 50% de la Liga disputada, sólo una victoria figura en el casillero de los azulgranas. Si alarmante es la falta de gol, comparada con la cantidad de oportunidades que genera, más todavía es la cifra de tantos recibidos: con 25 en 16 partidos es el segundo equipo que peores números registra en este apartado, sólo superado por el Real Betis, con 30, aunque los verdiblancos acumulan 19 puntos y están asentados en una zona mucho más tranquila de la tabla.

No lo tendrá nada sencillo el equipo en el regreso a la competición, fechado para el próximo 3 de enero a las 21.00 horas en El Alcoraz. Visitará tierras oscenses el F.C. Barcelona y aunque los de Koeman no están especialmente finos en el campeonato liguero, nunca es plato de buen gusto medirte a estrellas de la talla de Messi o Griezmann.

Necesitan reaccionar los oscenses y tiempo tienen para hacerlo, 22 jornadas en concreto, pero son conscientes en el seno de la entidad azulgrana que no sólo vale con acumular buenas sensaciones. Porque lo que acaba dando la permanencia son los puntos y, ahí, el Huesca no está siendo todo lo competitivo que debiera ser.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies