La borrasca Bella obliga al uso de cadenas en 18 carreteras en el Pirineo aragonés

Las alertas por nevadas se mantendrán activas durante la jornada del domingo
Educación ya suspendió ayer todas las rutas escolares de la provincia

La borrasca Bella ha provocado que se declare la alerta roja en trece carreteras del Pirineo Aragonés. También han prohibido la circulación a camiones, autobuses y vehículos pesados en varios puntos del norte de la provincia de Huesca. En 18 carreteras del Pirineo se ha hecho obligatorio el uso de cadenas.

El aviso ha afectado a 16 carreteras del Pirineo: la A-1605, de Beranuy a Montanuy; la N-330, desde el kilómetro 666 en Canfranc-Estación al kilómetro 675.185 en Candanchú; la A-138 desde el kilómetro 87 en Parzán al kilómetro 91 en la antigua aduana; la autovía A-23 desde el kilómetro 403 en Sabiñánigo al kilómetro 414 en Jaca; la N-260-a, a la altura de Fiscal; la A-135 en Torla; la A-1603 en Santa Cilia; la A-1205 en Jaca; la A-2611 en Bielsa; la A-1602 en Ansó; la A-176 en Embún; la A-1064 a la altura de Sabiñánigo; la A-136 en Biescas y la HU-611 en Panticosa.

En Aínsa, Huesca, el aviso ha pasado de alerta roja a verde. En la provincia turolense hay aviso amarillo por nevadas en la A-226, con circulación irregular del kilómetro 7 en Teruel al kilómetro 88 en Cantavieja y en la carretera A-1511, a la altura de Santa Eulalia. En estas dos carreteras también es obligatorio el uso de cadenas.

La Guardia Civil ha pedido que los conductores extremen la precaución en todas las carreteras de alta montaña. La tormenta Bella está dejando abundante nieve, frío y viento en el norte de la provincia de Huesca, con espesores de hasta 14 centímetros en zonas de la Comarca del Sobrarbe y temperaturas de casi diez grados bajo cero en localidades como Cerler.

Print Friendly, PDF & Email
Las alertas por nevadas se mantendrán activas durante la jornada del domingo