La Audiencia de Valencia confirma la absolución del club y los implicados en el Levante-Zaragoza

El caso tuvo su máximo apogeo en septiembre de 2019, cuando por primera vez tenía lugar en España un juicio por amaños deportivos

Punto y final de forma satisfactoria a uno de los capítulos más polémicos de la historia del Real Zaragoza. La Audiencia Provincial de Valencia ha desestimado el recurso de la Fiscalía, al que se habían sumado LaLiga y el Deportivo de la Coruña, contra la absolución de todos los implicados, incluido el propio club aragonés, en el caso del Levante – Real Zaragoza de 2011, investigado por presuntos amaños que ningún juez ha podido probar. Con ello, la investigación se cierra de forma definitiva.

El caso tuvo su máximo apogeo en septiembre de 2019, cuando por primera vez tenía lugar en España un juicio por amaños deportivos. Sin embargo, el inicio del proceso se remonta a marzo de 2013, con una denuncia del ahora presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas. Pese a que fue archivado en agosto de 2017, la Audiencia Provincial de Valencia reabrió el caso y, tras una denuncia de la Fiscalía Anticorrupción, ordenó la apertura de un juicio oral contra 42 acusados.

Durante mes y medio, los jugadores de ambos equipos, entrenadores y directivos pasaron por delante del juez, negando cualquier relación con el posible amaño y desconociendo el destino de los 1,7 millones de euros que Agapito Iglesias sacó de las arcas del Real Zaragoza. Igualmente, la acusación, liderada por Javier Tebas y el expresidente del Deportivo de la Coruña, Augusto César Lendorio, tampoco pudo demostrar el destino de ese dinero.

No en vano, terminadas las declaraciones, nadie pudo demostrar que ese dinero acabara en manos de los futbolistas del Levante, por lo que el juez absolvió a todos los implicados por falta de pruebas y solo condenó al entonces máximo accionista, Agapito Iglesias, y al director financiero del club, Javier Porquera, por falsedad documental. Una condena que, por cierto, ha anulado este martes la Audiencia de Valencia por haber prescrito.

Tras conocer la decisión del juez, el club ha emitido un comunicado en el que expresaba su “satisfacción” por la decisión de la Audiencia de mantener la absolución de una “injusta acusación” de corrupción deportiva. “La resolución refrenda así los argumentos reconocidos por el juez en su sentencia, dejando claro que no existe comisión de delito por parte del club. El fallo es definitivo y contra él no cabe posibilidad de recurso”, ha añadido el Real Zaragoza, que, 3.510 días después de aquel partido, por fin pone punto y final a este triste capítulo de su historia reciente.

Print Friendly, PDF & Email