El Ayuntamiento de Zaragoza estudiará incluir ayudas directas en el presupuesto de 2021

PSOE y ZeC han sido los últimos grupos de la izquierdas en presentar sus enmiendas

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado pedir al equipo de gobierno que el presupuesto de 2021 incluya ayudas directas a la hostelería, comercio y cultura, además de para el alquiler y la compra de filtros purificadores para colegios.

La moción de Podemos ha salido adelante con el apoyo de PSOE, ZeC y la abstención de Vox. El portavoz del grupo municipal de Podemos, Fernando Rivarés, ha subrayado que la moción se ha presentado al conocer que decaería la propuesta de los partidos de izquierda de dedicar el remanente a los sectores más afectados por la pandemia.

La vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, ha respondido que el Gobierno de la ciudad no se niega a dar ayudas directas, aunque ha reconocido que mientras no les lleguen las ayudas del Gobierno de España no pueden hacer frente a eso.

La moción también pide al Gobierno de Zaragoza que junte a los seis grupos municipales para abordar el presupuesto de 2021.

Zaragoza, ciudad gravemente afectada por la pandemia

El Pleno ha acordado con los votos a favor de PP, Cs y Vox solicitar al Gobierno de España que declare la ciudad como Zona gravemente afectada por la pandemia. Se trata de un instrumento de la política de seguridad pública que haría que Zaragoza recibiese fondos específicos para hacer frente a los daños económicos y sociales que ha provocado la crisis sanitaria.

La concejal socialista Lola Ranera ha votado en contra y ha acusado al equipo gobierno de insolidario con el resto de Aragón. Una acusación que ha negado rotundamente la vicealcaldesa, Sara Fernández, que considera que en sectores como el turístico Zaragoza se ha visto mucho más afectada que Huesca y Teruel este verano.

Además, el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado destinar los más de 40 millones de euros del remanente de tesorería de 2019 a amortizar préstamos y a pagar deudas pendientes con FCC y Avanza.

El dictamen ha salido adelante con el voto a favor de Partido Popular, Ciudadanos y Vox, asegurando que siguen las instrucciones del Ministerio de Hacienda, que obliga a destinar el dinero que sobra a pagar deuda, y el rechazo de la oposición, que pedía ayudas directas a los sectores perjudicados por la pandemia.

La concejal socialista Ros Cihuelo ha asegurado que no era obligatorio destinar ese dinero a las dos multinacionales, mientras que la responsable de Hacienda, María Navarro, le ha acusado de hacer demagogia.

También ha salido adelante una moción conjunta de Zaragoza en Común y Podemos de pedir al Gobierno de Aragón que establezca una distancia mínima de 1.000 metros entre los locales de juego y los centros educativos, deportivos y zonas donde haya adolescentes.

Además, Vox ha logrado el apoyo del equipo de gobierno y de Zaragoza en Común para exigir financiación a los Gobiernos central y autonómico para que el Ayuntamiento pueda suministrar gratuitamente mascarillas.

También se han aprobado las ordenanzas fiscales, el rescate a los sectores perjudicados por la pandemia y se ha dado luz verde a transformar Pontoneros en residencia para estudiantes.

Print Friendly, PDF & Email