Los negocios de la nieve se manifiestan en Huesca pidiendo que les dejen trabajar

El sector ya se manifestó en Huesca el pasado 23 de diciembre

Los negocios de la nieve del Pirineo oscense han salido este miércoles a la calle para decir “basta” a las restricciones y medidas sanitarias impuestas por el Gobierno de Aragón. Restaurantes, hoteles o escuelas de esquí se han concentrado en la plaza Navarra de Huesca anunciando que “más que ayudas, lo que quieren es trabajar”.

El cierre perimetral de las provincias aragonesas apagó la ilusión de poder abrir las estaciones de esquí aragonesas que supone el 10% del PIB de la Comunidad. La situación de los negocios de los valles es “gravísima” y al ser un sector de temporada “se tiene que aprovechar cada minuto”.

El presidente de Hostelería España, el aragonés José Luis Yzuel ha pedido que se acaben “las arbitrariedades que les están arruinando” y que “no existe ninguna evidencia científica” de que los negocios hosteleros no sean seguros. Sobre las ayudas del Gobierno de Aragón a hostelería y turismo, las ha calificado como “propinas” y que los gastos fijos de los negocios se han seguido cobrando a pesar de estar cerrados, algo que “hace imposible la supervivencia de muchos negocios”.

“Oro blanco”, así ha calificado la nieve del Pirineo el presidente de la Asociación de Hostelería de Huesca, Carmelo Bosque. Un “oro blanco” que, según ha defendido, mantiene “la sociedad y los pueblos que viven en las montañas”. Más allá de “mirar siempre a las grandes ciudades”.

Ha criticado que durante el verano se viesen las playas del país llenas siguiendo las medidas impuestas por Sanidad y que no se esté repitiendo la misma situación en las estaciones de esquí.

Bosque ha pedido que “más que ayudas, lo que quieren es trabajar” y que sí que pudieron salvar la campaña de verano pero que no lo tiene tan claro con la campaña de invierno, después de “perder el puente de diciembre” o tras el anuncio de los cierres perimetrales.

Print Friendly, PDF & Email