Encuentran cabezas de sarrios en la mochila de un cazador que incumplía la norma de caza

La Guardia Civil halló las cabezas en la mochila del denunciado

Un hombre ha sido denunciado por la Guardia Civil tras encontrarse varias cabezas de sarrio entre sus pertenencias. Los agentes dieron el alto e identificaron al hombre por incumplir la norma de caza antes de descubrir la cabeza de los animales.

Los hechos comenzaron a mediados del mes de diciembre, cuando agentes de la Guardia Civil del Puesto de Hecho tuvieron conocimiento de que se podrían estar llevando a cabo cacerías de sarrios excediendo el número de precintos previamente autorizados.

Se inició entonces una investigación por parte de estos agentes en colaboración con el Seprona de la Guardia Civil de Jaca, al objeto de determinar si se estaba incumpliendo la ley caza al superar el número de precintos adquiridos en subasta pública.

Durante la realización de un dispositivo para el control de posibles irregularidades llevadas a cabo en la caza de sarrios, se localizó un vehículo todo terreno. Tras identificar a su conductor, el mismo resulto pertenecer a una empresa dedicada al acompañamiento de cazadores, y al realizarse un registro del vehículo, se le localizó en el maletero una cabeza de sarrio, el cual portaba el oportuno precinto, si bien no se había cumplimentado tal y como ordena la legislación a fin de evitar que se les dé un nuevo uso.

Tras preguntarle al conductor si portaba alguna otra cabeza de sarrio, manifestó que no, continuando con la inspección descubriéndose un rifle y oculta en el fondo de una mochila otra cabeza de sarrio sin precinto.

Por los hechos expuestos, se informó al conductor que se iba a proceder a formular dos denuncias por supuestas infracciones a la ley de Caza de la CCAA de Aragón, quedando intervenida tanto la cabeza sin precinto, como el rifle.

Al tener conocimiento de que el sancionado se encontraba acompañado de otras dos personas se localizó a los mismos, y tras comprobar que todos ellos son vecinos de otras comunidades autónomas, se les formularon sendas denuncias ante el Servicio Provincial de Sanidad de Huesca por incumplir las restricciones de movilidad impuestas por el Gobierno de Aragón al amparo del Estado de Alarma.

Asimismo, se solicitó colaboración a un Guarda forestal del Gobierno de Aragón para identificación del sexo del sarrio intervenido, que resultó ser un macho, quedando en ese momento el animal identificado depositado para su conservación con precinto del Gobierno de Aragón.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies