El PAR plantea declarar zona catastrófica a los valles afectados por el cierre del turismo de nieve

El portavoz del PAR, Joaquín Serrano, y los diputados Roque Vicente y Fran Aísa han adoptado esta decisión valorando los efectos de las restricciones a la movilidad

El Grupo Aragonés (PAR) en la Diputación de Huesca ha planteado “que las instituciones aragonesas, a todos los niveles, realicen con urgencia las gestiones precisas a fin de lograr la declaración de zona catastrófica y la puesta en marcha de medidas de ayuda para los valles aragoneses afectados por el cierre del turismo de nieve a causa de la pandemia”.

El portavoz del PAR, Joaquín Serrano, y los diputados Roque Vicente y Fran Aísa han adoptado esta decisión valorando los efectos de las restricciones a la movilidad anunciadas este sábado. Hay que señalar que Vicente y Aísa representan zonas especialmente perjudicadas como La Ribagorza y Jacetania-Alto Gállego, respectivamente. Joaquín Serrano ha anticipado que propondrán la iniciativa para que sea acordada institucionalmente en la DPH.

El diputado del Partido Aragonés, Roque Vicente, ha pedido apoyo “desde el ámbito económico y social para establecimientos y familias de estas zonas porque el perjuicio por esta situación, va más allá de empresas o sectores. Son comarcas enteras, desde un punto de vista territorial y social, las que sufren el impacto.

La imposibilidad de la llegada de visitantes de otras comunidades ni provincias supone que no habrá actividad en los centros invernales y estaciones, pero tampoco habrá demanda ni clientes para la hostelería, restauración, alojamiento, alquileres, comercios, transporte privado, gasolineras, servicios, establecimientos, profesionales y tantos miles de trabajadores y familias, directa o indirectamente.

Es mucho peor que si no hubiera nevado y las estaciones no abrieran por ello. Sencillamente no vendrá casi nadie. Las afecciones alcanzan a toda la sociedad a la que es imprescindible amparar y también a unos territorios amenazados de despoblación y carencias”.

Medidas fiscales

Por ello, Roque Vicente indica que “la declaración de zona catastrófica -técnicamente denominada ‘declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil’- sería justa ante la gravedad de las consecuencias en los valles para esta temporada de invierno, pero lo más importante son las medidas que significa y que finalmente es lo que pedimos, ya que las administraciones pueden aplicar ayudas a particulares, subvenciones, préstamos blandos… pero, sobre todo, desde el gobierno central, se puede fijar exenciones fiscales, laborales o relacionadas con las cotizaciones y cuotas de Seguridad Social”.

Por su parte, el diputado Fran Aísa ha señalado que “es una emergencia actual pero tampoco las perspectivas son, en absoluto, favorables, ya que no hay previsión posible ni reservas, ni certeza de una apertura para que nadie planifique su estancia en la nieve durante meses”.

Aísa ha añadido que no se trata de cuestionar que sea necesario fijar las anunciadas limitaciones al movimiento de personas, “porque la prevención sanitaria es la prioridad, pero también son indudables sus severos efectos en estas comarcas ya que sin movilidad no hay turismo posible”.

Ha recordado que “la campaña de verano en los valles y en otros destinos de segunda residencia se pudo salvar con menos aforo, con inversiones de los establecimientos en higiene, pero sin restricciones a la llegada de turistas. Ahora, es muy diferente y no se dan esas condiciones de afluencia. Hay que reaccionar y apoyar a estas zonas en crisis”.

Print Friendly, PDF & Email