El Casademont Zaragoza buscará retomar las buenas sensaciones otra vez ante el Falco

Los rojillos deben volver a vencer. Foto: Basket Zaragoza

Como suele ser habitual desde la temporada pasada, el Casademont Zaragoza no tiene mucho tiempo para lamentar las derrotas ni celebrar las alegrías. El conjunto aragonés cayó en casa ante Obradoiro, pero ya piensa el la Basketball Champions League. Ahí deberá demostrar otra vez ante el Falco que el tropiezo en Liga Endesa no era más que eso, un leve traspiés.

Fue este domingo cuando los rojillos viajaron a Santiago de Compostela para disputar su correspondiente enfrentamiento. Los de Sergio Hernández llagaban tras tres victorias consecutivas, pero para desgracia de la marea roja, no supieron jugar nunca de tú a tú. El problema fue defensivo, como bien reflejaba el 102-91 que se leía en el electrónico.

Es cierto que los gallegos dominaron el encuentro de principio a fin y que acumulaban siete partidos consecutivos perdidos hasta ahora. Sin embargo, la nueva oportunidad que se le brinda al Casademont Zaragoza es para aprovecharla. Retomar la senda del triunfo es vital para demostrar que la derrota es un fallo puntual, un paso atrás para coger impulso.

El Falco ya cayó en el Príncipe Felipe hace una semana, y la labor de los aragoneses es propiciar una nueva derrota. Hernández ha hecho especial hincapié en no confiarse tras la victoria de hace una semana, porque los húngaros son capaces de aprovecharse de ello. “Es un equipo que demostró que si lo subestimas te castiga”, señalaba el coach zaragozano.

Lo importante ahora es volver a vencer y demostrar que es el mismo equipo que enganchó tres victorias consecutivas. Será este martes cuando los zaragozanos visiten tierras húngaras y tengan la oportunidad de fortalecer el liderato de grupo en la BCL.

Print Friendly, PDF & Email