Las familias aragonesas vuelven a salir a la calle para protestar contra la Ley Celaá

Centenares de coches han secundado la manifestación

Aragón se ha vuelto a llenar de centenares de coches llenos de familias preocupadas por la nueva ley educativa. Las tres capitales de provincia, Zaragoza, Huesca y Teruel, además de Alcañiz, han visto como una caravana ha inundado sus calles exigiendo un acuerdo justo. La conocida como Ley Celaá ya está en el Senado y se da por aprobada.

Los organizadores de la manifestación han considerado este como “la última oportunidad de parar una ley que acorrala los derechos y las libertades”. Conchita Ibáñez, presidenta de la Federación Cristiana de Asociaciones de Padres (Fecap) de Aragón, así lo ha transmitido. “Tenemos la oportunidad de que se nos escuche, de pedir una ley que salga del consenso”, señalaba.

Lo que se ha exigido en todo momento por los padres es “elegir el centro educativo al que llevar a los niños”. Por ello, exigen una nueva iniciativa “en la que se defienda la pluralidad”. Entienden que se debe alzar la voz claramente para luchar “por unos derechos que la nueva Ley Celaá está eliminando”.

Aquellas familias que han decidido sumarse a la concentración dominical también han expresado su preocupación y malestar ante lo que consideran “un ataque a la libertad”. Una profesora del colegio Agustín Jericó y madre de seis hijos ha explicado perfectamente el motivo que les lleva a tomar las calles: “Queremos que la escuela concertada tenga el papel que ha tenido siempre en España y que no nos quiten la libertad de elegir el colegio que queremos”, aseveraba.

Situación diferente es la que vive Lucía, cuyos hijos ya son mayores, pero que ve cómo “los que vienen detrás van a verse afectados”. Sencillamente propone que, igual que ella tuvo la oportunidad de elegir centro para sus niños, los demás también deben tenerla. “Los ciudadanos tenemos obligaciones, pero no imposiciones de este tipo”, sentenciaba.

También están gravemente afectados aquellos que tienen hijos con problemas y necesitan una educación especial. María y Luis, que encarnan este perfil, afirman que “presta las necesidades que no puede dar un colegio ordinario”. “No deja de ser inclusivo por ello, es inclusiva en sí misma”, señalaban.

Los afectados recurrirán al Constitucional

Como novedad, la propia Ibáñez ha explicado que esta norma será recurrida al Tribunal Constitucional. Actualmente se encuentra ya en el Senado y se da por aprobada, por lo que consideraban esta manifestación como “la última oportunidad de pedir diálogo y consenso”. Será entonces, cuando se aprueba, cuando se recurra.

Ibáñez ha explicado que se utilizaran “todos los mecanismos legales para que no se vean vulnerados los derechos y libertades”. De estos, “el más golpeado es el derecho de elección de centro”. Con la ley desaparece el criterio de demanda social, por lo que es el Estado quien decide dónde estudian los niños.

Los políticos acuden a la manifestación

El presidente del PP de Zaragoza, Ramón Celma, ha vuelto a insistir durante la manifestación de hoy en Zaragoza contra la Ley Celaá en que la libertad de elección de las familias es un derecho y uno de los pilares de nuestra democracia. Celma ha participado en la protesta acompañado del alcalde, Jorge Azcón; y de la consejera de presidencia del Ayuntamiento de Zaragoza, María Navarro.

Por parte de Ciudadanos, Pérez Calvo confía en que “el Gobierno de Aragón cumpla su compromiso y no ponga palos en la rueda a que los padres elijan libremente el modelo que quieren para sus hijos”. El portavoz en materia educativa, Carlos Trullén, también ha acudido esta mañana a la manifestación. Por su parte, Vox ha estado representado por Julio Calvo.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies