El Casademont Zaragoza, ante el reto de confirmar el ritmo de vencedor

Benzing está completando grandes actuaciones. Foto: Liga Endesa

El Casademont Zaragoza ha dado un golpe de autoridad tan fuerte que podría llegar a denominarse como golpe de estado. En apenas seis días ha derrotado a rivales de todo tipo, condición y competición. Comenzó siendo verdugo que un Andorra que aspiraba a entrar en playoff para luego destrozar al Bilbao Basket en apenas dos días. Y este miércoles venció en Basketball Champions League al Falco, prácticamente imbatido todo el año. Ahora, debe confirmar su estado de forma.

Lo que parecía una victoria con buenas sensaciones ante el Andorra pasó a convertirse en un motivo de esperanza cuando se superó al Bilbao Basket. Allí, tras marcarle al conjunto vasco la friolera de 105 puntos, los de Sergio Hernández se lo comenzaron a creer. Además, los bilbaínos eran un rival directo por la permanencia y se auparon hasta la plaza 14.

Pero tocaba demostrar ante el Falco Szombathely que en BCL también podían ser ese conjunto rocoso que se había visto en Liga Endesa. Y lo hicieron. Los húngaros llegaban sin conocer la derrota en su país y habiendo caído una sola vez en Europa, pero no pudieron hacer nada ante los maños. Desde luego, las sensaciones para el equipo del Príncipe Felipe no pueden ser mejores.

Ahora es el turno de hacer lo propio ante el Obradoiro, otro de los rivales directos. Los de Sergio Hernández tiene la moral por las nubes después del último arreón de triunfos y no van a dejar pasar la oportunidad de vencer. Colocarse con cinco victorias le acercaría a la zona tranquila de la tabla y, sobre todo, les alejaría de los puestos fatídicos.

Para hacerlo, si todo va según lo previsto, podría contar con la novedad en Liga Endesa de Javier Justiz. Ya disputó sus primeros minutos en la competición continental, dejando buenas sensaciones en su vuelta. Todo suma para intentar hacerse con un nuevo triunfo y empezar a despreocuparse de las zonas bajas de la tabla.

Print Friendly, PDF & Email