ZeC denuncia la “falta de sensibilidad” del PP por no dotar de personal la Casa de Amparo

ZeC ya denunció en marzo esta situación en la residencia

El grupo municipal de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento de Zaragoza ha denunciado lo que considera “falta de sensibilidad del PP al seguir sin dotar de personal de la Casa de Amparo, única residencia municipal de la ciudad”, que se encuentra “al borde del colapso”. Esta situación ha provocado que se licite un contrato de emergencia para la atención a las personas residentes durante el periodo de Navidad 2020.

“La falta de sensibilidad y de previsión del actual equipo de gobierno de PP-Cs en materia de personal es tan grave que ha puesto en riesgo la atención de las personas residentes en esta residencia”, ha destacado la portavoz de la formación en la Comisión de Acción Social, Luisa Broto.

Esta situación, asegura ZeC, ha obligado a la licitación “in extremis” de un contrato de emergencia para la atención a residentes de la Casa Amparo durante el periodo de Navidad 2020. Un contrato para el que únicamente se han dado tres días de presentación de ofertas y que Broto ha reconocido que sospecha que “puede estar negociado de antemano con alguna empresa”.

Para la formación, la falta de personal que atraviesa esta residencia municipal tiene “un carácter estructural y se repiten de manera cíclica”. Zaragoza en Común ya planteó estos problemas en la Comisión de Acción Social el pasado mes de marzo, previamente a la declaración del estado de alarma, y posteriormente en el mes de octubre, en un momento en el que, han recordado, “no existía la plantilla suficiente para la cobertura de los turnos existentes”.

Una situación agravada por la pandemia que hace necesario extremar los protocolos, “y por la que se está sobrecargando a un personal bajo mínimos y con unos niveles de estrés importantes que están suponiendo numerosas bajas médicas”, en palabras de Broto. La formación ha explicado que esta política de personal “no es una excepción sino una constante” durante esta legislatura y está afectando a otros servicios.

Unas políticas que hacen que, según estima ZeC, en el periodo comprendido entre 1 de julio de 2019 y 31 de octubre de 2020 y solo en el Área de Acción Social y Familia, “se haya producido la pérdida de 34 plazas”. Un dato que la formación ha recordado que reconoció la propia consejera de Presidencia, María Navarro, en respuesta a una de sus preguntas.

“Nos encontramos con la terrible paradoja de que se tenga que privatizar y externalizar la atención de la Casa de Amparo mientras todas las previsiones apuntan a que el remanente en personal del Ayuntamiento va a superar con creces los 10 millones de euros”, ha lamentado Broto.

Zaragoza en Común ha denunciado que esta situación es “un paso más en el progresivo deterioro de las condiciones laborales y del servicio que pueden utilizarse para justificar su futura privatización”, como ya sucedió en el pasado con la privatización de la planta tercera de este centro asistencial.

“Exigimos al Sr. Lorén y el Sr. Azcón que afronten de una vez los problemas de personal de la Casa de Amparo y dejen de poner parches como hasta el momento y que solo suponen pan para hoy y hambre para mañana”, ha expresado Broto.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies