Más de 4.500 hogares aragoneses han recibido este diciembre el Ingreso Mínimo Vital

El Ingreso Mínimo Vital establece un nivel de renta garantizable diferente para cada tipo de hogar

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha reconocido este diciembre a 4.550 hogares aragoneses el Ingreso Mínimo Vital (IMV). La prestación ha llegado este mes de diciembre a 12.965 aragoneses, de los que 6.124 son menores. Los hogares beneficiarios recibirán en los próximos días el importe del pago correspondiente a la última nómina de diciembre.

El INSS ha resuelto en Aragón un 80% de los expedientes válidos presentados. Se han validado 24.899 expedientes, de los que 20.077 han sido tramitados. De estos, 4550 han sido aprobados, 12.175 han sido denegados (la mayoría por no cumplir los requisitos de renta o patrimonio), y en subsanación se encuentran 3.395 (falta documentación).

En toda España, 160.000 hogares en los que viven más de 460.000 personas (siendo la mitad menores) reciben este mes de diciembre el IMV. El importe bruto total de este mes ascenderá a 110 millones de euros, una cifra que contempla también el efecto de retroactividad desde junio en los casos correspondientes. En total, desde que se puso en marcha esta prestación, el INSS ha abonado (incluyendo esta nómina) más de 518 millones de euros.

La Seguridad Social sigue recibiendo en toda España cada semana unos 12.000 nuevos expedientes de solicitud del Ingreso Mínimo Vital.

Pasarela para agilizar el trámite

Entre los beneficiarios este mes de diciembre del IMV se encuentran por primera vez perceptores de rentas mínimas de comunidades autónomas que han sido reconocidos como beneficiaros a través de una pasarela desarrollada para el intercambio de datos entre administraciones.

Estos reconocimientos son fruto de la prueba piloto que se está realizando con Aragón, con el objetivo de identificar a los beneficiarios de la renta autonómica que cumplen los requisitos del Ingreso Mínimo Vital y permitir su reconocimiento sin que tengan que realizar una solicitud de la prestación.

La prueba piloto ha sido un éxito y ahora se extenderá a otras comunidades para facilitar la transición entre las rentas mínimas autonómicas y el Ingreso Mínimo Vital y será un mecanismo permanente de intercambio de información.

Además, se van a introducir mejoras para acreditar la unidad de convivencia para las personas que comparten piso y para personas sin hogar. Está prevista una próxima modificación normativa para que la acreditación de la unidad de convivencia se pueda realizar mediante un certificado de los Servicios Sociales.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies