Iván Azón y Francho evitan el sonrojo del Real Zaragoza en Torrelavega (0-2)

El canterano padece "síntomas muy leves" y permanece confinado en su domicilio particular. Foto: Real Zaragoza

El Real Zaragoza ha solventado la primera eliminatoria de Copa del Rey no sin sufrimiento. Los goles de dos canteranos recién salidos del Juvenil, Iván Azón y Francho, evitaron un sonrojo mayor en la visita a la Gimnástica de Torrelavega, un equipo de Tercera División al que apenas generó ocasiones en todo el partido, y que llevó al Zaragoza a la prórroga.

Juan Ignacio Martínez cambiaba por completo su once titular, consciente de que la gran cita de la semana está en el vital partido que le medirá el sábado al Lugo. Así, el técnico salía con Ratón en la portería; Tejero, Atienda, el debutante Javi Hernández y Antonio Sola en defensa; Zapater y Javi Ros en el centro del campo; Larra y Zanimacchia en bandas; con Vuckic y Toro Fernández en la punta del ataque.

El Real Zaragoza salió de inicio con la intención de mover el balón y entrar por bandas, pero sin nada de profundidad, ante una Gimnástica de Torrelavega que mostraba la intensidad y el ímpetu propio de un equipo amateur que se mide a otro profesional. El primer acercamiento fue para el cuadro local, que lanzó un saque de esquina atrapado fácil por Ratón. Respondía el equipo de JIM también a balón parado, con un lanzamiento de falta de Zapater que remató Atienza al palo derecho de Rubén Lavín.

El partido avanzaba sin dueño y sin que el Real Zaragoza fuera capaz de trenzar jugadas en una fría tarde en Torrelavega, con una intensa lluvia sobre El Malecón. Vuckic tuvo el gol en sus botas, pero no pudo aprovechar dentro del área una buena asistencia de Zanimacchia. En la otra área, lo intentaba Delgado con un lanzamiento de falta muy cerrado, que tuvo que enviar Ratón a córner para evitar complicaciones.

Segunda parte

Tras una primera parte de nuevo preocupante por la nula capacidad de peligro del Zaragoza, el equipo de JIM quiso salir más eléctrico y vertical para evitar sorpresas. Vuckic llegó hasta la frontal del área y probó el disparo con la zurda, pero la defensa echó por tierra la buena carrera del esloveno. Respondían los locales con un cabezazo de Cusi que salió cerca del palo izquierdo de Ratón.

Pero la Gimnástica se iba a crecer cuando veía que el Zaragoza tenía poco peligro en sus piernas. El delantero Nacho rozó el gol tras zafarse de Javi Hernández en área pequeña, pero Ratón desvió la buena ocasión para los locales.

Tras 20 minutos donde no pasaba nada en ataque, JIM introdujo al brasileño Raí en busca de más verticalidad y electricidad, pero el doble pivote Zapater-Ros hacía aguas y no ofrecía ninguna solución en la creación, algo ya bastante habitual cuando han tratado de manejar al equipo durante los últimos cinco años.

A falta de un cuarto de hora, y con la prórroga amenazando en el horizonte, JIM reforzó el centro del campo con Jannick y Francho, intentando dar creatividad el equipo. Ambos quisieron dar más movilidad al ataque, pero la escasa lucidez ofensiva que tenían los zaragocistas hacía casi imposible pensar en ver un gol en El Malecón.

Con más corazón que cabeza para evitar el sonrojo de una prórroga, el Zaragoza acabó el partido en campo contrario, encerrando a una exhaustiva Gimnástica, pero con un bagaje ofensivo que se limita a varios saques de esquina infructuosos y a un lanzamiento de falta de Zapater que remató Atienza, pero sin hacer trabajar a Lavín, que ha tenido una tarde mucho más plácida de lo que podía imaginar.

Prórroga

Agotaba JIM los cambios para disputar la prórroga, intentando revitalizar el equipo con Nieto en el lateral zurdo e Iván Azón en la punta del ataque. Ante un agotado equipo local, el Zaragoza se hizo dueño del balón, pero seguía sin ocurrir absolutamente nada en el área contraria.

Fue en una ocasión aislada como llegó, en el minuto 100, el gol del Real Zaragoza. Tuvo que ser Iván Azón, uno de los pocos que han sabido reflejar esta temporada el escudo que lleva en el pecho, quien adelantó a los aragoneses al empujar sobre la línea un balón que el Toro Fernández había estrellado en el palo.

Y si primero fue Azón, tres minutos después fue otro canterano como Francho quien marcó el segundo gol y remató la eliminatoria. El “27” culminó un contragolpe con un disparo desde la frontal para dejar totalmente encaminada el pase a la segunda ronda de la Copa del Rey.

El equipo de JIM supo aguantar durante la segunda parte de la prórroga, e incluso rozó el tercero en una buena ocasión para Azón, que no pudo dirigir el cabezazo a portería desde área pequeña. El Zaragoza superaba así a la Gimnástica de Torrelavega y lograba el pase a la segunda eliminatoria de Copa del Rey, gracias a los goles de dos canteranos, Iván Azón y Francho, que evitaron un sonrojo aun mayor.

Print Friendly, PDF & Email