El Casademont Zaragoza sigue de dulce y supera al Falco en el regreso de la Champions (85-76)

El regreso de Justiz a las pistas tras superar su lesión ha sido una gran noticia para el Casademont Zaragoza. Foto: basketzaragoza.net

El Casademont Zaragoza mantendrá el liderato al final de la primera vuelta del Grupo D de la Champions League tras superar al Falco Szombathely en un partido con dos partes muy diferenciadas (85-76). En la primera, los maños dominaron con un buen balance ofensivo y defensivo que les llevó a amasar una renta cercana a los veinte puntos, pero en la segunda se relajaron y tuvieron que trabajar para cerrar un nuevo triunfo en el que destacó el regreso de Javier Justiz.

La salida rojilla se asemejaba a la de los últimos encuentros, quizá sin tanta electricidad pero suficiente para que el 10-4 –con 7 del islandés- hicieran saltar el tiempo de los húngaros. Solo los errores locales en el pase o los rebotes no capturados en defensa daban cierta chance a los visitantes, con escasa fortuna en el tiro gracias en buena parte a la buena defensa rojilla. Ennis y Benzing se sumaron en la anotación, replicado por Anderson en el triple húngaro, para cerrar más apretado de lo previsto el primer tramo, con un 2+1 de Hlinason, asistido por Ennis.

Arrancó el segundo tramo con la salida de Justiz después de mucho tiempo y anotado los primeros puntos del cuarto en el primer balón que tocó. Era el premio a la constancia y al trabajo duro arropado por un cuerpo médico que ha acompañado al cubano en todo momento. Justiz era la referencia internar, como Hlinason en el primer tramo. El otro Javi, García, se iba al triple a la asistencia del primer 2+1 del cubano en dura pugna con Searcy. El segundo 2+1 del cubano sellaba el 33-20. Hlinason dio el relvo tras 6,14 del cubano con 9 puntos con 4 de 4 en tiros de 2. Más allá de eso, Casademont Zaragoza tejió el 47-27 con el triple de Brussino en el desenlace de un segundo tramo, en el que Sulaimon se sumaba al triple para encarar el choque 19 arriba al descanso.

Tras la pausa, Justiz regresó a cancha a sumar minutos, como el equipo sumando para poner distancia, con esa misma defensa. Intentaba Falco arrimarse pero Brussino de triple escalaba para mantener sostenerse sobre el +20. En ataque se sostenía bien el equipo con Benzing ahora pero atrás la efectividad foránea fue rascando puntos hasta que Szombathely forzó el tiempo de Sergio Hernández tras un 11-19 de parcial en el tramo. Acabado el tramo, el 65-57 con la canasta de Ennis sobre la bocina, abrió las opciones del rival.

Comenzó esa contrarreloj de último cuarto en la que uno quiere escaparse y el otro alcanzar a quien lleva la delantera. Un poco que pisó el acelerador Casademont Zaragoza desde el triple con Ennis, la ventaja se abría pero el choque se iba a disputar hasta la bocina final. Sulaimon con 5 puntos seguidos achuchaba para despegarse pero Searcy seguía anotando desde 5 metros, como Benzing desde el 6,75 hasta forzar el tiempo muerto 83-71 a 3,49 del telón. No peligraba el desenlace en rojo, solo la doferencia porque Casademont Zaragoza apretó y supo jugar en ese guioón para mantener el triunfo final.

Print Friendly, PDF & Email