Más de 2.300 rastreadores militares ayudan a las comunidades autónomas a detectar contagios

Las Fuerzas Armadas cuentan con rastreadores formados que están a disposición de las comunidades autónomas que soliciten sus servicios

Un total de 2.343 rastreadores militares se encuentran actualmente realizando el seguimiento de las personas contagiadas por el coronavirus en 15 comunidades autónomas.

Las Fuerzas Armadas cuentan con rastreadores formados que están a disposición de las comunidades autónomas que soliciten sus servicios, que hasta la fecha han sido 15, todas, menos Cataluña y País Vasco, más las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

La respuesta de las comunidades autónomas al ofrecimiento de colaboración de rastreadores militares ha sido “altamente satisfactoria”, según se recoge en una respuesta por escrito que el Gobierno ha facilitado al senador socialista Miguel Ángel Heredia, quien se interesó por este particular.

De este modo, el desglose de los 2.343 rastreadores que se encuentran actuando en las distintas comunidades autónomas, a fecha 23 de noviembre, es el siguiente: Andalucía (360), Aragón (40), Asturias (130), Baleares (100), Canarias (40), Cantabria (110), Castilla y León (365), Castilla-La Mancha (250), Extremadura (100), Galicia (180), La Rioja (44), Comunidad de Madrid (150), Región de Murcia (100), Navarra (32), Comunidad Valenciana (300), Ceuta (34) y Melilla (8).

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha recordado frecuentemente que su departamento ha puesto a disposición de las comunidades las capacidades del Ejército, en concreto cerca de 3.000 rastreadores y casi 7.000 preparados y formados para incorporarse al sistema de rastreo de forma inmediata, “de los que podríamos ir tirando en caso de necesidad”.

Los rastreadores que se encuentran trabajando en el terreno han realizado unos 500.000 contactos telefónicos desde el pasado día 30 de septiembre, fecha en que comenzó la ‘Misión Baluarte’, de detección de contagiados por el coronavirus.

Toda comunidad que desee contar con la colaboración de los rastreadores militares debe cursar su solicitud al Ministerio de Sanidad, cuyo Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) la valora, y, en caso de dar luz verde, se la traslada al Ministerio de Defensa para que active a los efectivos concernidos en estas tareas, que pueden ser del Ejército de Tierra, de la Armada, del Ejército del Aire o de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Cada autonomía cuenta con una Unidad de Vigilancia Epidemiológica (UVE), de distinto volumen según el territorio, en la que se integran los rastreadores militares, que está al mando de un oficial de cualquier de los cuerpos que componen las Fuerzas Armadas.

Las UVE, a su vez, se dividen en secciones, que cuentan con la colaboración de un oficial del Cuerpo de Sanidad Militar para aquellas cuestiones más técnicas. Las secciones disponen de un pelotón de vigilancia epidemiológica, en el que se dividen los rastreadores por turnos.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies