JIM aterriza en Zaragoza preparado para guiar al equipo hacia la permanencia

El nuevo técnico ha conocido este lunes las instalaciones de la Ciudad Deportiva. Foto: @RealZaragoza

En medio de la crisis en la que se encuentra inmerso el Real Zaragoza, Juan Ignacio Martínez, JIM, toma posesión de su cargo como entrenador. Ha cogido las riendas de la nave zaragocista con todo lo que ello implica, y ahora está obligado a comenzar a ganar para lograr la salvación. Eso sí, siempre que ha iniciado un proyecto con el objetivo de evitar la Segunda B, lo ha logrado con mucha solvencia.

Sería hace trece años, en la temporada 2007/08, cuando empezó su andadura en el fútbol profesional y enfrentándose al reto de no dejarlo. Fue el Salamanca quien le contrató en ese salto, y cumplió a la perfección su cometido. Fue un año donde pasaron muchas jornadas en puestos de ascenso, que antes lo lograban los tres primeros clasificados. Finalmente, tras esta brillante campaña con un séptimo puesto, dejó el club salmantino.

La siguiente temporada alcanzaría un acuerdo con el Albacete, cuyo objetivo era lograr un año tranquilo en Segunda División. JIM no estuvo en puestos de descenso ni siquiera de paso, y a pesar de que lograron la permanencia a falta de seis jornadas, decidieron poner fin. Fue un acuerdo mutuo tras la salvación garantizada.

Tomaría en la 2009/10 al Cartagena, equipo que ya entrenó en Segunda B proclamándolo campeón del grupo IV. Cuando lo retomó JIM, era un recién ascendido y obtuvo con él la mejor posición de su historia, logrando el quinto lugar. Al año siguiente también logró una solvente salvación con un undécimo puesto y se convirtió en el entrenador con más partidos del club.

Hasta allí llegaron los liderazgos de JIM en la categoría de plata. Posteriormente hizo las delicias de los aficionados del Levante, con un sexto puesto en Liga y unos octavos de final de UEFA. En el Valladolid terminó descendiendo a Segunda, como pasó con el Almería, pero sus números fueron positivos.

Tras pasar por varios equipos chinos y otro de Kuwait, JIM llega a Zaragoza asumiendo un reto que demuestra estar capacitado para superar. El conjunto blanquillo tiene que comenzar a ganar si quiere mantenerse en el fútbol profesional y luchará contra viento y marea para hacerlo.

Print Friendly, PDF & Email