Luis Ferruz / Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad, miembro de la Comisión GIRA, Gestión Integral de Residuos de Aragón, de la DGA.

¿A favor de la especulación?

Luis Ferruz

Especular es un concepto genérico y por lo tanto de difícil concreción, podríamos decir desde la perspectiva de las Finanzas que se trata de abrir decisiones de riesgo deliberadamente sin cerrarlas y que en general podríamos también indicar que los cash-flows o rentas futuras quedan en contexto aleatorio y no se cubren los riesgos derivados de la parte de la variabilidad que puede suponer pérdidas, incluso comprometer el patrimonio de individuos o la propia supervivencia en el caso de empresas, incluso la propia estabilidad del Sistema Financiero, especialmente todo ello en contexto de estallido de burbujas inmobiliarias, bursátiles, etc. Esta problemática viene bien analizada en Cine Financiero del tipo Inside Job, Margin Call o The Big Short. Normalmente la especulación tiene “mala prensa” y connotaciones negativas, está asociada a una inversión en la que, en el mejor de los casos, se obtienen beneficios extraordinarios y en un corto período de tiempo, en fin, lo que vulgarmente se llama un “pelotazo”, todo ello entendiendo que se está actuando de manera ética y legal, porque de lo contrario estaríamos hablando de otra cosa.

Pero la especulación también tiene sus ventajas, incluso podríamos decir que bastantes ventajas, se trata de tenerla bien monitorizada, controlada y supervisada, y no pensamos que lo que ocurre en ocasiones sea un fallo del sistema capitalista, sino un fallo de sus sistemas de supervisión y control, incluyendo una adecuada fiscalidad, también en su caso de actividad sancionadora ejemplarizante.

En primer lugar los especuladores ofrecen contrapartida a posiciones de riesgo que desean cubrirse de riesgos, sin los especuladores muchas posiciones de riesgo no quedarían cubiertas. En segundo lugar, la especulación detecta ineficiencias y acaba con ellas de manera más rápida que con mecanismos digamos oficiales, se habla en ocasiones de “ataques especulativos” y es porque los denostados especuladores han detectado un problema que no se ve o no se quiere admitir oficialmente. En tercer lugar, la especulación “activa” o incluso crea instrumentos financieros para diversificar la oferta de coberturas ante los riesgos. En cuarto lugar, si no fueran por especuladores amantes del riesgo, incluso de mucho, mucho riesgo, dispuestos a asumir pérdidas, incluso notables, proyectos empresariales muy arriesgados no saldrían adelante. En quinto lugar, la especulación contribuye a precios de equilibrio, precios eficientes, ya que bien evaluada y controlada alerta de imperfecciones en los mercados.

Print Friendly, PDF & Email