El absentismo laboral en Aragón se dispara hasta el 8,2% durante la pandemia

La tasa es la sexta más reducida de España según el informe

La tasa de absentismo en Aragón se ha incrementado hasta el 8,2% entre los meses de abril y junio, durante las semanas más duras del confinamiento y la parálisis económica. Supone una importante subida de 1,6 puntos respecto al 6,6% que se alcanzó en 2019, cuando ya era su registro más alto en al menos 20 años y la tercera tasa más alta del país. La principal causa es el aumento de las horas perdidas por incapacidad temporal, según el último informe de Adecco.

A pesar de ser una tasa elevada, es 0,7 puntos porcentuales inferior a la alcanzada a nivel nacional (8,9%) y ahora es la sexta más reducida entre todas las autonomías. Así, en el caso aragonés se pasó de 106,5 horas perdidas por absentismo al año por cada asalariado en 2019 a 114,2 en el segundo trimestre de 2020, nueve horas menos que la media nacional. Aragón es la comunidad que ha experimentado el incremento más moderado de las horas por absentismo en 2020, un 7,3%.

En 2019, diez autonomías exhibieron su mayor tasa de absentismo desde el año 2000, entre ellas Aragón, dando un salto en todas las comunidades en la primera mitad de 2020 debido a la irrupción del coronavirus, y todas alcanzaron su respectivo máximo histórico. Las tres más elevadas corresponden a la Comunidad Valenciana, Canarias (9,6% para ambas) y el País Vasco (9,5%). La tasa más baja ha correspondido a Extremadura (5,6%).

Hay un cierto consenso en la literatura económica en cuanto a entender el absentismo como la ausencia de una persona de su puesto de trabajo en horas que correspondan a un día laborable, dentro de la jornada legal de trabajo. Para ello, hay que partir de las horas pactadas efectivas, que surgen de sumar, en primer lugar, las horas pactadas (en convenios colectivos o contratos de trabajo) con las horas extraordinarias, restándole las no trabajadas por vacaciones y días festivos, y también las no trabajadas por ERTE. Las bajas laborales por problemas médicos sí entran en la definición de absentismo.

En el caso aragonés, se han pactado un total de 1.611 horas anuales por trabajador. La cifra media nacional se fija en 1.630 horas anuales, mientras la máxima se registra en Canarias (1.688 horas) y la mínima en Extremadura (1.574 horas anuales por asalariado). Con la pandemia, la jornada aragonesa queda en 1.395 horas.

Print Friendly, PDF & Email