Simón advierte de que aún “no estamos en una buena situación” y un “despiste” nos puede llevar a una tercera ola

Imagen de archivo de Fernando Simón

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad (Ccaes), Fernando Simón, destacó este jueves que aunque la evolución de la pandemia en España continúa en descenso, aún “no estamos en una buena situación” y cualquier “despiste” nos puede llevar a una tercera ola de contagios.

Simón hizo estas declaraciones en rueda de prensa en el Ministerio de Sanidad, en la que añadió que la evolución en España sigue una tendencia descendente, “pero esto no nos tiene que engañar porque no estamos en una buena situación. Aún estamos en incidencias por encima de lo deseable”.

Los datos a día de hoy indican que la incidencia acumulada en 14 días es de 188 casos por 100.000 habitantes. Pese a ello, Simón destacó que “siguen siendo cifras muy elevadas que no nos permiten relajarnos porque cualquier despiste puede implicar incrementos exponenciales muy difíciles de controlar”.

Este descenso en la evolución de la pandemia también permite un descenso que “va muy despacio” en la reducción de la sobrecarga de las unidades de cuidados intensivos, con un 22.4% de ocupación de camas y un 9,6% en las de hospitalización convencional.

Tercera ola

Pese a ello, el director del Ccaes insistió en que “si conseguimos niveles muy bajos será difícil mantenerlos en el tiempo a las puertas de las fiestas de Navidad, una época en la que solo estaremos en los inicios de una vacunación y, por lo tanto, hay que mantener muy alta la guardia para evitar esa muy poco deseable tercera ola”.

En este sentido recordó que “esto depende de todos nosotros y si hacemos un esfuerzo podríamos evitarla”. En cuanto al pasado puente de la Constitución, Simón señaló que su impacto se conocerá la próxima semana.

Al ser preguntado por los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que añade casi 20.000 muertes por Covid-19 entre marzo y mayo, Fernando Simón explicó que esas personas sospechosas de haber muerto por Covid-19 tenían una edad más alta que las personas fallecidas con la prueba confirmada, lo que apuntaría que la causa de la muerte fueran otras patologías.

El director del Ccaes subrayó que la información del INE será, probablemente, la más fiable en lo que se refiere a la mortalidad, pero recordó que su estudio de los certificados de defunción “llega con varios meses de retraso”.

“Hasta cierto punto, remarcó, lo esperábamos. Es duro hablar de 3.000 muertes más o menos, pero lo que me congratula es que el sistema de vigilancia fue suficientemente preciso como para que la toma de decisiones no estuviese sesgada”.

Asimismo, anunció que la próxima semana se ofrecerá una información actualizada sobre los datos de la primera ola.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies