Sánchez insiste en proclamar la presunción de inocencia del Rey emérito y apoya a Felipe VI

Pedro Sánchez, durante la entrevista en Telecinco | Foto: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reivindicado la presunción de inocencia del Rey emérito después de la regularización fiscal a la que ha procedido y que implica reconocer el uso de fondos que no habían sido declarados en su momento ante Hacienda.

“Con transparencia”,ha afirmado Sánchez en una entrevista en Telecinco, recogida por Servimedia, “se está llegando hasta el final de la investigación y respetando los derechos del Rey también como contribuyente ante la Agencia Tributaria”.

El Gobierno, remarcó, “garantiza que la democracia está funcionando” igual que los medios de comunicación, que la Fiscalía y la Agencia Tributaria, y está también respetando “la profesionalidad de la Administración tributaria”. “Es importante trasladar la presunción de inocencia del rey”, precisó, que al salir de España aseguró que regresaría “inmediatamente” en caso de ser requerido por la Justicia. Insistió, además, en que se está juzgando a personas concretas, no a instituciones.

Ante la defensa de la República por parte del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, Sánchez aseguró que la Monarquía “no está” en peligro y que el Gobierno defiende la Monarquía parlamentaria consagrada en la Constitución. En España, precisó, ni habrá una “dictadura bolivariana” ni tampoco una “dictadura franquista, como apelan algunos”.

En ese sentido, al ser preguntado por ello, el presidente calificó de “grotesco” el chat de exmilitares arremetiendo contra su Ejecutivo, y subrayó que “no representa” a los actuales miembros de las Fuerzas Armadas. Sin embargo, calificó de “gravísimo” que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, suscribiera las palabras de la carta que exmilitares remitieron al Rey alertando de las consecuencias de las políticas de Sánchez y de sus socios, porque “demuestra hasta qué punto se está legitimando ese tiempo de pensamiento” por parte de quienes hablan de un mundo “irreal”.

Este Gobierno, reiteró en varios momentos, “defiende la Constitución”, en su totalidad y todos los días del año, de norte a sur y de este a oeste.

Además, defendió que, desde el pacto constitucional de 1978, “seguimos apostando por la Monarquía parlamentaria” y que Felipe VI es un “jefe del Estado moderno, contemporáneo, que asume la diversidad territorial y entiende los retos de nuestro país”. “El jefe del Estado seguirá contando con mi apoyo”, zanjó.

Print Friendly, PDF & Email