El Real Zaragoza también puede crecer desde la derrota

A pesar de perder en Almería, los maños dejaron buenas sensaciones y buen juego. Foto: LaLiga

Volvió a caer el Real Zaragoza en el estadio de los Juegos Mediterráneos, pero lo hizo de una forma diferente. Es cierto que el “0” en el casillero tras una derrota es el mismo jugando al borde de la victoria que cayendo por goleada. Sin embargo, caer como lo hicieron los blanquillos en Almería da esperanza y refleja el crecimiento del equipo.

Las ocasiones con las que contaron los de la capital aragonesa para ganar fueron importantes. Las estadísticas también hablan por sí solas, y es que los de Iván Martínez dispararon un total de once veces, de las que cuatro fueron a puerta. Por su parte, los almerienses únicamente dispararon dos veces a puerta, lo que les bastó para llevarse el partido por 1-0.

Otra cuestión que no reflejan las estadísticas es la acción previa al gol. Los maños estaban dominando el encuentro, pero un fallo garrafal de Jair propició el tanto. Fue un error individual clamoroso por falta de intensidad en la salida de balón, acompañado de la falta de experiencia de Francés, que no logró dejar a Sadiq en fuera de juego. Es decir, el conjunto estuvo bien durante todo el encuentro hasta que en una acción puntual se perdió todo.

Tampoco está de más hablar de la forma en que se está logrando esta mejoría. En los Juegos Mediterráneos fueron titulares dos chavales de 17 y 18 años, Azón y Francés. También partió de inicio otro de 19, Francho Serrano. Como novedad, porque esto viene siendo habitual, entró en la segunda mitad otro chico de 17 años, Luis Carbonell.

Por último, es necesario destacar la actitud, la garra y la lucha de los de Iván Martínez. El equipo creyó hasta el último momento, e incluso estuvo a punto de igualar el encuentro. Sin embargo, el “Toro” dio una patada al aire casi en la línea de gol. Las opciones de -como mínimo- empatar el encuentro fueron numerosas.

En definitiva, sigue habiendo motivos para creer que el Real Zaragoza puede saltar este fin de semana al estadio de El Molinón y volver a degustar el sabor del triunfo. Los maños demuestran que se merecen la oportunidad de creer y que, disputando así los encuentros, la victoria está cerca.

Print Friendly, PDF & Email