Aprobado el expediente para la contratación de dos nuevos centros de Secundaria por 10 millones

Javier Lambán visitó hace unos días las instalaciones del centro de Valdespartera

El Gobierno de Aragón vuelve a dar un nuevo impulso a la construcción de infraestructuras educativas en los barrios de expansión de Zaragoza y ha autorizado la contratación de las siguientes fases de los colegios San Jorge (el segundo que se puso en marcha en Valdespartera) y del Rosales del Canal. De esta manera, se autoriza el gasto anticipado para construir, en ambos centros, un edificio destinado a la educación Secundaria. Los dos colegios se transforman así en integrados, permitiendo la matriculación de alumnado desde los 3 hasta los 16 años.

Estas dos actuaciones supondrán una inversión de 10 millones de euros, que se suman a los más de 60 invertidos ya en nuevos centros educativos en el sur de Zaragoza desde la pasada legislatura, y a los más de 12 que el mismo Consejo de Gobierno autorizó hace solo unas semanas para los nuevos edificios de los colegios de Parque Venecia, Soledad Puértolas y Val de Atalaya de María de Huerva.

Precisamente, el presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, visitó la pasada semana las instalaciones del colegio San Jorge y pudo conocer in situ los terrenos que albergarán los espacios para Secundaria, gracias a unas instalaciones cuyo coste se estima en 5,7 millones y que permitirán disponer de 12 aulas suplementarias. El centro existente fue construido por fases, con una inversión total hasta la fecha de 6,7 millones, que se elevarán hasta los 12,5 con esta última intervención. La implantación del nuevo aulario en la parcela se adaptará a la configuración de espacios libres y edificados, al uso y funcionamiento actual del centro y a las nuevas necesidades.

El edificio de Secundaria se resolverá en un volumen en L, desarrollado en tres alturas: el nivel inferior se reserva para los espacios de dirección, administración, biblioteca y servicios comunes; mientras que en las plantas alzadas se concentran los espacios de uso docente y los departamentos de profesores, circunstancia que permite introducir, a nivel de planta baja, un porche bajo el edificio que favorece la comunicación entre las diferentes plataformas de los espacios exteriores.

Por su parte, la transformación del CEIP Rosales de Zaragoza en centro integrado tendrá un coste aproximado de 4,3 millones y contempla la ejecución de un edificio de nueva planta para 12 unidades de Secundaria y la adaptación de los espacios de patio actuales a los nuevos usos. Este nuevo aulario será un volumen longitudinal con planta en forma de L abierta, y 4 plantas sobre rasante. En la organización interior se disponen los espacios docentes principales orientados al Sur y Sureste, hacia los patios, y los espacios de servicios y circulaciones en las fachadas opuestas, hacia la calle. La planta baja contendrá los despachos de administración, aulas de grupo y la biblioteca, vinculada al espacio exterior existente entre la sala de usos múltiples y el nuevo aulario. Las plantas primera y segunda se dedicarán a las aulas de grupo, un aula de desdoble, una tutoría, y espacios de circulación y núcleos de servicios.

Además, el pasado mes de noviembre, el Consejo de Gobierno autorizó el gasto anticipado para tres nuevas obras educativas que ya han sido publicadas en el Perfil del Contratante para su licitación. Se trata de los colegios Parque Venecia y Soledad Puértolas –el cuarto centro educativo que se construye en el barrio de Valdespartera– y del centro integrado Val de Atalaya de María de Huerva. El presupuesto conjunto de estas tres obras supone más de 12,5 millones.

El Gobierno aragonés ha invertido más de 60 millones de euros en los barrios de expansión y área metropolitana de Zaragoza desde 2016, lo que ha permitido la puesta en marcha de estos colegios de Parque Venecia y Soledad Puértolas, así como el de Arcosur, Valdespartera 3 y Zaragoza Sur, además de las segundas fases del IES Valdespartera y del colegio San Jorge.

Educación ha hecho un gran esfuerzo no solo edificando las infraestructuras necesarias para que todos los alumnos del sur de Zaragoza tuvieran colegios en sus barrios, sino también para que aquellos que tuvieron que ir a centros lejos de sus casas por no contar con las plazas escolares cerca de sus hogares pudieran volver, gracias a un plan de retorno al que se acogieron más de 200 familias. Desde 2016, ha invertido 137 millones de euros en las infraestructuras educativas de la Comunidad, a los que se sumarán los más de 40 previstos en el presupuesto de 2021.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies