Ninguno de los casos del brote de la residencia de mayores en Caspe presenta síntomas graves

El retraso de un día en recibir el material obligó a modificar la planificación inicial de Sanidad

La Residencia de Mayores Adolfo Suárez del municipio zaragozano de Caspe se enfrenta a un brote de coronavirus que ha disparado los positivos en esta localidad hasta los 26 en el último recuento del Gobierno de Aragón. Una situación que desde el Ayuntamiento bajoaragonés afirman que se encuentra “controlada”, ya que a pesar del elevado número de casos todos los afectados se encuentran asintomáticos o con leves afecciones que en ningún caso han requerido su traslado a un hospital.

La alcaldesa de Caspe, Pilar Mustieles, ha confirmado a Aragón Digital que las sospechas se desataron después de que la residencia detectara un caso, por el que rápidamente se realizaron pruebas masivas tanto en trabajadores como en residentes. El resultado es más de una veintena de casos, que ha obligado al centro a aplicar el protocolo Covid previsto por la DGA para este tipo de espacios.

Así, Mustieles ha señalado que “desde el primer momento se sectorizó a los residentes positivos de los negativos”, mientras que efectivos de bomberos están desinfectando todas las instalaciones desde que se conociera el brote. La veintena de casos suponen el brote más relevante de casos en las últimas semanas en la localidad, que apenas había aumentado su incidencia desde la pasada ola.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies